World Monuments Fund señala que 25 sitios patrimoniales se encuentran en peligro

Entre los 25 lugares publicados por World Monuments Fund (WMF)  afectados por el cambio climático, el turismo desequilibrado y la crisis se encuentran tanto sitios arquitectónicos como naturales y abarcan casi 12.000 años de historia.
 
El Parque Estatal Monte Alegre de Brasil cuenta con pinturas rupestres prehistóricas en el Amazonas que ahora se ven amenazadas por la degradación ambiental. El parque arqueológico de Teotihuacán en México ahora está amenazado por el deterioro provocado debido a la exposición a los elementos, la cristalización de sales solubles, la erosión y el crecimiento biológico, reseña el portal web de Sputnik.
 
El sitio arqueológico de Lamanai, en Belice, cuenta con una ciudad maya que requiere de una gestión de turismo sostenible. Mientras que el Paisaje Cultural Yanacancha-Huaquis de Perú también se ve amenazado por la falta de mantenimiento en el lugar.
 
En la lista también se encuentran sitios patrimoniales ubicados en Bangladés, Burkina Faso, China, Australia, Egipto, el Reino Unido, Indonesia, la India, Camboya, Ghana, el Líbano, Libia, Maldivas, Nepal, Pakistán, Portugal, Rumania, Sudán, Yemen y EEUU.
 
La organización independiente señala que la mayoría de los sitios están en peligro crítico debido al cambio climático, el turismo desequilibrado, el descuido de los lugares e incluso por la recuperación de crisis que hacen más difíciles los esfuerzos de conservación de estos lugares.
 
El WMF afirma que para conservar estos lugares hay que ocuparse del mantenimiento y seguir las soluciones a los desafíos globales contemporáneos.
 
“Instamos al mundo a que se solidarice con las comunidades y salve estos lugares de extraordinaria importancia cultural. Los sitios del patrimonio son un recurso increíble para abordar los problemas más amplios a los que se enfrenta la sociedad, así como las necesidades locales de reconocimiento, acceso, participación y oportunidades económicas”, concluyó la directora general del WMF, Bénédicte de Montlaur.
/CP