Venezuela conmemora 191 años de la última proclama del Libertador Simón Bolívar

Hace 191 años, el Padre Libertador Simón Bolívar dictó su última proclama antes de partir a la eternidad, en ella expresó la necesidad de consolidar la unión suramericana, publicó el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro en su cuenta de Twitter @NicolasMaduro.

En el video publicado, el Jefe de Estado destaca que el sueño del Libertador de América está presente en la conciencia de quienes aman la Patria, y construyen la unidad verdadera.

Aquel 10 diciembre de 1830, Bolívar, emitió su última proclama y firmó su testamento para despojarse de lo poco que le quedaba tras haber entregado su vida a la causa libertaria. Al mismo tiempo recibió los Santos Sacramentos de manos del humilde cura de la aldea de Mamatoco, quien llegó en la noche con sus ayudantes y varios indígenas.

Ese día, diagnosticado por su médico Alejandro Próspero Reverend, Bolívar adquiere la certeza de que no podrá salir con vida de su laberinto y redacta la última proclama que llevaba consigo los ideales de justicia y libertad: “! ¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria”.

Última Proclama de Bolívar
Última Proclama de Bolívar

 

Frente a la magnitud de estas palabras, recoge el libro “Una mirada íntima al Libertador en los dos últimos años de su vida pública 1828-1830”, basado en el Diario de Bucaramanga, de Luis Perú de Lacroix y La última enfermedad: Los últimos momentos de vida del Libertador por el Dr. Alejandro Próspero Reverend, que este último expresó:

“Al oír estas palabras que parecían salir de la tumba, se me cubrió el corazón; y al ver la consternación pintada en el rostro de los circunstantes a cuyos ojos asomaban las lágrimas, tuve que apártame del círculo para ocultar las mías, que no me habían arrancado otros cuadros más patéticos. Dicen, sin embargo, que los médicos carecen de sensibilidad”, apuntó entonces Reverend, para abrazar tal sentimiento de libertad expresado por el creador de la Gran Colombia, en su lecho de muerte.

Previo a la lectura del documento histórico, Bolívar, había proyectado escribirle a Justo Briceño, para que se reconciliara con Rafael Urdaneta y salvar a Colombia, y apuesta desconsolado, con su postrer aliento, a que su muerte haga cesar los partidos y se consolide la unión.

En sus últimas horas, Bolívar, estuvo rodeado de sus más íntimos amigos, como José Laurencio Silva, Mariano Montilla, Joaquín de Mier y Fernando Bolívar. El notario Catalino Noguera, empezó a leer el histórico documento, pero apenas llegó a la mitad, porque la emoción y el dolor le ahogaron la voz. LAV/CP