Unicef llama a brindar ayuda a Sudáfrica ante la nueva variante de la COVID-19

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en el marco de la propagación de una variante de la COVID-19 ómicron, instó a los gobiernos y a las compañías privadas a aumentar la ayuda a Sudáfrica, declaró a Sputnik Toby Fricker, portavoz de la organización en el país africano.

«La Unicef y sus asociados sobre el terreno están trabajando para mitigar el impacto amplio del COVID-19, y pedimos a los gobiernos y a las empresas privadas que brinden más apoyo (a Sudáfrica), para ampliar las medidas respuesta a la pandemia de coronavirus, a fin de ayudar a los niños y jóvenes a recuperarse de la manera más efectiva (…) de las consecuencias del COVID-19», dijo Fricker.

La pandemia perjudicó en todo el mundo áreas como la educación y el acceso a la atención médica, recalcó el funcionario.

Fricker también señaló que, si bien Sudáfrica tiene un amplio acceso a las vacunas en este momento, el desafío consiste en vacunar en breve a la mayor cantidad posible de personas.

Horas antes el presidente de la Asociación Médica Mundial (WMA, por sus siglas en inglés), Frank Ulrich Montgomery, expresó su preocupación de que la nueva cepa de coronavirus ómicron, por su peligrosidad, puede resultar tan contagiosa como la delta y hasta equipararse al virus del Ébola.

El 26 de noviembre, la Organización Mundial de Salud (OMS) calificó de «preocupante» la nueva variante africana ómicron, debido al alto riesgo de reinfección, reseña Sputnok.

Según la OMS, la mutación tiene el potencial para propagarse con mayor rapidez y tiene numerosas mutaciones, algunas de las cuales «son preocupantes».

 

/MQ/CP