Unesco y Unicef reconocen iniciativas de Venezuela para garantizar educación durante cuarentena por Covid-19

Representantes de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) y del  Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) reconocieron las iniciativas del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para garantizar la educación de niños y niñas, a través del Plan Pedagógico de Protección y Prevención Covid-19 “Cada Familia una Escuela”.

Durante el  seminario virtual Alternativas para la Continuidad del Aprendizaje, realizado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación, Darío Moreno, oficial de educación de Unicef Venezuela, expresó su agradecimiento por el espacio abierto por el Ministerio de Educación en su esfuerzo por desarrollar una innovación en esta materia, como es la educación a distancia en el contexto de esta respuesta para atender al coronavirus.

«Desde Unicef estamos complacidos del esfuerzo que viene haciendo el Ministerio y todo su equipo para garantizar la continuidad educativa y hacer realidad que cada niño, cada niña, cuente con momentos y espacios oportunos de aprendizaje de calidad», dijo.

Agregó que la garantía del derecho a la educación implica “la articulación de todos los sectores del país: Fe y Alegría, la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), Unicef. Todas las organizaciones que están presentes y hacen vida activa en el país estamos unidas, haciendo un esfuerzo, estandarizando los procesos para que cada niño continúe su proceso educativo y para que mamá y papá acompañen esta lucha para que cada casa, cada familia se convierta en una escuela”.

Por su parte, Henry Renna, quien es coordinador de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la Unesco, señaló que este encuentro se realizó con el fin de “intercambiar experiencias y logros entre las acciones que viene desarrollando el Plan Cada Familia Una Escuela y las acciones que viene desarrollando el sistema de Naciones Unidas con la sociedad civil, para avanzar en un solo plan nacional de educación que permita garantizar el derecho a oportunidades de aprendizaje en cualquier lugar, en cualquier momento y en cualquier circunstancia”.

Destacó que “hay acuerdos fundamentales de avanzar en una mesa técnica para abordar las necesidades de salud mental y de soporte psicosocial que requieren las familias, así como el compromiso de atención en la prevención de la violencia basada en género y un compromiso medular de garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos y todas”, reseña nota de prensa del MPPE.

En este seminario virtual además participaron instituciones y organizaciones nacionales vinculadas a la educación, tales como la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), la red Fe y Alegría y la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep), así como representantes de la sociedad civil.

Durante su intervención el titular del Despacho de Educación, Aristóbulo Istúriz, a pesar de que la pandemia global obligó al Estado venezolano a suspender las clases presenciales en Venezuela «estamos en el deber de garantizar el derecho a la vida y a la salud de nuestros niños, sin dejar de garantizar el derecho a la educación”.

Enfatizó que el presidente Nicolás Maduro “nos instruyó en el sentido de buscar alternativas de educación a distancia que nos permitieran dar continuidad al proceso educativo que ya iniciamos en Venezuela».

«Este drama que ha ocurrido en el mundo se dio en medio del desarrollo educativo, culminando el segundo momento pedagógico, y nosotros estamos obligados a garantizarle al muchacho la validación de los estudios preservando su derecho a la salud y su derecho a la vida”, apuntó el Ministro.

Istúriz indicó que con el Plan Cada Familia Una Escuela “nosotros vamos con la educación a donde está el niño; como el niño va a estar en su casa, entonces la escuela se debe ir a la casa”, y destacó la importancia del uso de los medios de comunicación como la radio y la televisión para llegar a todos los rincones del país.

El responsable del MPPE reiteró que en este momento de contingencia para la prevención del Covid-19, “la escuela la vemos como el espacio y centro del quehacer comunitario y así debe seguir; la comida no se puede interrumpir y tenemos allí algunos retos como garantizar que les llegue la comida a los muchachos sin promover aglomeraciones”.

Istúriz señaló que otro aspecto abordado en la videoconferencia fue “el impacto psicológico que tiene la cuarentena sobre los muchachos y eso de alguna manera puede afectar a los muchachos, al respecto Unicef ha decidido incorporarse y ver qué experiencias hay en la materia”. /XN