Una extraordinaria alineación planetaria está a punto de suceder en el Sistema Solar

Ver los planetas del Sistema Solar alineados en una línea ordenada es una de las muchas experiencias asombrosas de observación de estrellas que podemos tener, y este mes podrías tener la oportunidad de verlo con tus propios ojos. Desde mediados de mes, desde el hemisferio norte, se podrá ver a Saturno, Marte, Venus y Júpiter en una alineación planetaria casi perfecta en el cielo antes del amanecer.
 
La alineación comienza a formarse alrededor del 17 de abril, pero será más visible en la mañana del 20 de abril. Para ver la alineación desde el norte de nuestro continente hay que levantarse antes del amanecer en la mañana del 20 de abril y mirar hacia el este.
 
Allí, en el horizonte, siempre que las condiciones de visualización sean buenas, debería poder distinguir los cuatro planetas alineados en una fila celeste, aunque como algunos han señalado, la proximidad de Júpiter al horizonte podría dificultar un poco la distinción.
 
Como probablemente ya saben los entusiastas observadores de estrellas, Saturno, Marte y Venus se han estado agrupando desde fines de marzo, pero no será hasta mediados de abril que Júpiter se unirá a la fiesta. Unos días más tarde, alrededor del 23 de abril, la alineación será aún más espectacular, con la Luna alineándose para unirse a la fiesta de la derecha.
 
Cuando los cuerpos celestes se alinean de esta manera, sucede solo en los cielos de la Tierra, por supuesto. Visto desde una ubicación diferente en el espacio, la posición de cada planeta sería completamente diferente.
 
El sistema solar es efectivamente plano, con cada planeta girando alrededor del Sol en el mismo plano, por lo que cualquier alineación percibida es solo un truco de perspectiva, dependiendo de dónde y cuándo se encuentre.
 
El 24 de junio, todos los demás planetas del sistema solar (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano) se unirán en una alineación planetaria aún mayor, aunque probablemente necesitará binoculares o un telescopio para ver Neptuno y Urano; la alineación también se extenderá sobre una mayor sección del cielo, lo que dificultará su discernimiento o fotografía.
 
A pesar de estos desafíos, las alineaciones planetarias importantes como esta, visibles para el ojo humano, son muy, muy raras y solo han ocurrido tres veces desde 2005.
 
VTV/CM/ADN
 
Fuente: Sputnik