Trabajadores venezolanos denuncian en OIT consecuencias del bloqueo de EE.UU.

Trabajadores venezolanos denunciaron las consecuencias del bloqueo económico y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra Venezuela durante la sesión 108° de la Conferencia Internacional del Trabajo (OIT) realizada en Ginebra, Suiza.

La delegación venezolana está dirigida por el ministro del Poder Popular para el Trabajo, Eduardo Piñate, reseñó la Agencia Venezolana de Noticias.

Durante su participación, Piñate señaló que Venezuela ha elevado a otros organismos internacionales las consecuencias del bloqueo financiero, que ha generado pérdidas por más de 30.000 millones de dólares, así como la dificultad de adquirir insumos médicos y alimentos para atender las necesidades del pueblo.

«Nuestra nación hoy lucha con valor e inteligencia contra estas acciones. En el marco de esta centenaria conferencia le ratificamos al mundo que seguiremos luchando con todo lo que tenemos a nuestra disposición para defender el futuro del trabajo, el futuro de las libertades de los seres humanos y el futuro de la humanidad misma», enfatizó Piñate.

 

[vdgk_video_sticky videotype=»mp4″ src=»https://vtv.gob.ve/wp-content/uploads/2019/06/VTVavancesEduardoPiñateOIT14062019.mp4″ height=»454″ width=»590″]

 

Robo y saqueo de recursos de Venezuela

En esos puntos coincidió el presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST) Wills Rangel, quien recalcó que las sanciones unilaterales e ilegales impuestas por EE.UU. han generado un boicot comercial.

«Millones de dólares de la República se encuentran embargados en cuentas fuera del exterior y nos prohíben comerciar los más elementales productos. Se ha generado la pérdida de empleos y deterioro del salario, poniendo en juego 20 años de conquistas de la clase obrera con la Revolución Bolivariana», denunció Rangel.

En ese sentido, advirtió que desde el seno de la OIT se pretende ejecutar acciones injerencistas, promovidas por la Organización Internacional de Empleadores (OIE) junto a la organización de gremios empresariales Fedecámaras para atentar contra las conquistas laborales alcanzadas por el pueblo.

De los logros sociales, destacaron el período prenatal y posnatal para las mujeres, reducción de la jornada laboral a 40 horas diurnas, derecho a dos días continuos de descanso y la inclusión de personas con discapacidad al trabajo, entre otras.

«Llamamos a la oficina a no prestarse para manipulaciones políticas dirigidas desde los Estados Unidos de Norteamérica», exhortó el dirigente socialista.

Rangel instó a los integrantes de la organización a trabajar para la construcción de un modelo laboral sostenible, que pueda hacerle frente a la especulación financiera, que incentive la participación de la ciudadanía y respete el medio ambiente.

«Se hace urgente emprender una batalla decisiva a nivel global contra la especulación financiera con una amplia participación de la sociedad organizada por una economía que respete el planeta y que el peso de la deuda caiga sobre los grandes inversores y que su reestructuración no se haga a expensas de los gobiernos progresistas del mundo», enfatizó Rangel, quien también es integrante de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)./JB