5 % de sobrevivientes de la COVID-19 desarrollan problemas a largo plazo con el gusto y el olfato

Alrededor del 5 % de los sobrevivientes de la COVID-19 en el mundo, han desarrollado problemas con el gusto y el olfato a largo plazo, según un estudio de 2022, según refieren medios internacionales.

Más de dos años después de la pandemia, los investigadores descubrieron que aproximadamente unos 15 millones de personas aún lidian con problemas para percibir los olores, mientras que 12 millones tienen dificultades con el gusto.

Luego de contagiarse de la COVID-19, el apetito y el disfrute de la vida pueden caer en picada, lo que puede conducir a déficits nutricionales, deterioro cognitivo y depresión, tras la pérdida o modificación del gusto y olfato.

Grupos de apoyo y defensa de estas personas, como AbScent y Fifth Sense, se han movilizado para ayudarlos, ofreciendo esperanzas, consejos para entrenar el olfato, e incluso recetas para estimular el apetito.

El entrenamiento olfativo consiste, en que las personas huelan aceites esenciales dos veces al día, explicó la profesora de otorrinolaringología, cirugía de cabeza y cuello de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, rinóloga, Zara Patel.

“Les explico a los pacientes que, si tuvieran un derrame cerebral y su brazo no funcionara, irían a fisioterapia, harían rehabilitación. Eso es exactamente lo que el entrenamiento olfativo hace a su sentido del olfato”, dijo Patel.

Mientras la ciencia va descubriendo más cosas sobre cómo la COVID-19, ataca e interrumpe el olfato, “creo que podremos hacer intervenciones más específicas”, afirmó el profesor asociado de otorrinolaringología, cirugía de cabeza y cuello del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, rinólogo Justin Turner.

Cualquiera que todavía tenga problemas con el olfato y el gusto, “debe pensar positivamente y asumir que lo recuperarán”, dijo Turner.

Las estadísticas muestran que la mayoría de las personas, recuperan el sentido del gusto y el olfato. Un análisis de agosto, entre 267 personas que perdieron el olfato y el gusto, hace al menos dos años, encontró que la mayoría recuperó total (38,2 %) o parcialmente (54,3 %) su capacidad para oler y saborear. Eso fue especialmente cierto para las personas menores de 40 años, según el estudio.

Pero el 7,5 %, no había recuperado el sentido del olfato y el gusto, dos años después de que se eliminara la infección por la COVID-19. Los que tenían menos probabilidades de recuperarse, incluían personas con congestión nasal existente, más mujeres que hombres, y aquellos que tenían una mayor gravedad inicial de pérdida del olfato, encontró el estudio.

VTV/FB/LL