Sequía en Irak deja al descubierto un palacio de hace 3.400 años

Un grupo de arqueólogos alemanes y kurdos ingresaron a las ruinas de un palacio del imperio Mittani que tiene aproximadamente 3.400 años de antigüedad en el Kurdistán iraquí, tras una sequía en la zona, reseñó el portal web de RT.

 El área donde está ubicado el palacio, denominado Kemune, quedó inundada con la construcción de la presa de Mosul a mediados de la década de los 80.

El lugar fue descubierto en 2010, cuando la represa alcanzaba los bajos de agua, y la falta de lluvia facilitó el acceso al sitio para que los expertos pudieran realizar excavaciones por primera vez en el sitio.

Los arqueólogos comprobaron que Kemune se ubicaba a unos 20 metros de la orilla oriental del río Tigris y describieron que las paredes de la construcción son gruesas, de hasta dos metros de ancho, y están elaboradas con ladrillos de barro.

En el lugar los investigadores hallaron varias habitaciones, algunas de ellas con paredes enlucidas, y restos de murales pintados de color rojo y azul brillante, además de 10 tablillas de arcilla con escrituras que están siendo traducidas. Al parecer, una da a entender que la ciudad existió durante al menos 400 años.

Por su parte, la investigadora Ivana Puljiz sostuvo que el imperio Mittani es uno de los menos investigados del antiguo Oriente Cercano, al punto de que se desconoce incluso cuál fue su capital, por lo que el descubrimiento de este palacio es de importancia para los estudios arqueológicos.

/JB

 

[vdgk_video_sticky videotype=»youtube» src=»https://www.youtube.com/watch?v=aJcBpfDPcCE» height=»418″ width=»742″]