Separación psicológica de los padres afecta desarrollo de jóvenes en familias monoparentales

Científicos de la Universidad Estatal de Psicología y Educación de Moscú (MSUPE) han establecido cómo la separación psicológica (independencia y apartamiento de los padres) afecta el planteamiento y el logro de los objetivos de vida de los jóvenes provenientes de familias monoparentales.
 
En su opinión, este estudio ayudará a desarrollar programas de asistencia psicológica dirigida a los jóvenes, con el objetivo de crear relaciones de confianza con los demás, responsabilizarse por sus vidas y lograr sus objetivos. Los resultados se publicaron en la revista Psychology and Psychotechnics.

Psicológica de la separación

La separación es una etapa natural del crecimiento, cuando los jóvenes se separan psicológicamente de sus padres: comienzan a tomar sus propias decisiones y a organizar sus vidas de manera independiente. En el proceso de “separación” los jóvenes se independizan de la familia y establecen con su madre y su padre relaciones de socios, de igual a igual. Esta es una etapa importante y necesaria para la formación de la personalidad, explican los científicos.
“Se considera que el comienzo de una separación exitosa es la adquisición por parte de los jóvenes de la independencia emocional de la aprobación y el apoyo de la familia, así como la creación de nuevas relaciones cómodas con los padres, en las que la madre o el padre no intentan restringirles, manipular o imponer sus puntos de vista.
 
Los jóvenes y los padres deben establecer y mantener relaciones de confianza y aceptación de las opiniones y decisiones de ambas partes, manteniendo la integridad de su propia personalidad”, afirma Anna Litvínova, profesora asociada del Departamento de Fundamentos Científicos de Psicología Extrema de la Facultad de Psicología de Situaciones Extremas de MSUPE. /JML
 
Fuente: Sputnik