Rusia ironiza sobre silenciosa reacción del gobierno de EE.UU. ante asesinato de presidente de Haití: «¿Por qué ahora no son tan locuaces?»

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, calificó de «sorprendente» que las autoridades de EE.UU. no fueron capaces de confirmar ni desmentir, y rehuyeron responder, a la pregunta de los periodistas sobre la participación de ciudadanos estadounidenses que formaron parte del grupo de mercenarios colombianos y extranjeros en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

«¿Por qué es sorprendente? Porque cuando se habla de los ‘famosos hackers’ rusos, los mitológicos ciudadanos rusos que interfieren en las elecciones y según fuerzas políticas de EE.UU. influyen en procesos mundiales», los representantes de los órganos del país norteamericano «están más dispuestos a hablar», comparó la vocera ante las agencias internacionales.

“Es más, valiéndose de lo que ellos consideran ‘pruebas concluyentes’, lanzan sentencias acusadoras, introducen sanciones», llaman a la comunidad internacional a sumarse a estas acciones contra esta «amenaza rusa», añadió, citó la agencia RT.

«Cuando se habla de sus ciudadanos estadounidenses que están detenidos en Haití y este país ha emitido un anuncio oficial sobre ello, ¿por qué ustedes no quieren comentar esto? ¿Por qué ahora no son tan locuaces?», se preguntó la portavoz de la diplomacia rusa, subrayando que el que fue asesinado es «el presidente de un Estado soberano».

Declaró que este magnicidio fue un crimen «arrogante y demostrativo», y Moscú espera que no solo se encuentre a los perpetradores, sino también a los que ordenaron el magnicidio.

El Gobierno de Haití informó este jueves que hay dos sujetos con nacionalidad estadounidense entre las seis personas detenidas por el asesinato del presidente de la nación

«Esta información causa nuestra seria preocupación, indica que, una vez más, fuerzas externas están intentando utilizar un conflicto puramente interno para sus propios intereses egoístas», recalcó Zajárova.

En este sentido, la diplomática expresó la esperanza de que las fuerzas del orden de Haití puedan «comprender las verdaderas razones de lo sucedido» y llevar ante la Justicia no solo a los perpetradores de este crimen, sino también «a los clientes, así como a los posibles cómplices».

Magnicidio

El miércoles en la madrugada, un grupo de individuos armados, que al parecer hablaban inglés y español, atacaron la residencia privada del mandatario, ubicada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe. Moïse falleció tras recibir el impacto de doce balas, mientras que su esposa, Martine Moïse, resultó lesionada y fue hospitalizada en un sanatorio de la capital y posteriormente trasladada en un avión ambulancia a un centro médico de Miami, en el estado de Florida (EE.UU.), donde se encuentra en estado crítico.

Haití permanece en estado de sitio a raíz del asesinato del mandatario de 53 años. De momento, el Consejo de Ministros, bajo la presidencia del primer ministro interino (Joseph), «ejerce el Poder Ejecutivo hasta la elección» de otro jefe de Estado.

Hasta el momento, varios sospechosos están detenidos, entre ellos más de una veintena de exmiembros del ejército de Colombia, mientras otros más han fallecido durante los operativos para atrapar a los responsables del asesinato, según anunció la noche de este jueves el primer ministro interino, Claude Joseph. Entretanto, el Gobierno haitiano está en la búsqueda de otras siete personas que habrían participado en el magnicidio.

«El objetivo es que haya justicia por la muerte del presidente Moïse», declaró Joseph en entrevista con Telesur. 

El magnicidio se produjo a menos de tres meses de celebrarse las elecciones presidenciales y legislativas en Haití, previstas para el 26 de septiembre, a las que Moïse no podía presentarse.

CONOZCA MÁS:  Magnicidio con mercenarios | Modus Operandi perpetrado en Haití se intentó en Operación Gedeón contra Venezuela (vtv.gob.ve)

/CP