Rusia culpa a EE.UU. por situación de tensión en Oriente Medio

Rusia advierte que la política antiraní de Estados Unidos ha provocado una escalada de tensiones en Oriente Medio y llevado a esta región a una situación explosiva, reseñaron medios internacionales.

Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso señaló que “El actual aumento de tensiones en la región es una consecuencia directa de la convulsa política antiiraní de Washington y sus aliados. Estados Unidos exhibe músculo, ha lanzado una campaña para desprestigiar a Teherán y lo culpa de todos los pecados”.

Durante una entrevista a un medio local, el canciller ruso, explicó que tal situación crea un contexto peligroso, donde bastaría con una chispa para que se prendiera fuego. “La responsabilidad de las posibles consecuencias catastróficas recaería en Estados Unidos”, puntualizó.

Asimismo, Lavrov añadió que Irán viene reafirmando ante Rusia su apuesta por lograr la estabilidad en la región a través del diálogo con todos los países interesados, incluidas las naciones árabes del Golfo Pérsico y aseguró que la República Islámica no tiene intenciones agresivas.

“Promovemos activamente un plan para garantizar la seguridad colectiva en la zona del golfo Pérsico, que prevé una resolución escalonada de situaciones de conflicto y la elaboración de medidas de confianza y control. Trabajamos con los socios para preservar el acuerdo multilateral de nombre Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) que busca normalizar la situación en torno al programa nuclear iraní”, acotó.

Tras la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (formado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y la reimposición de embargos unilaterales a Teherán, Washington otorgó exenciones a ocho compradores de crudo iraní, incluida China, pero a partir del 2 de mayo pasado decidió no prorrogarlas.

Irán, que cumplía a cabalidad lo estipulado en el acuerdo —como ha corroborado la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA)—, tomó la decisión de reducir sus compromisos, conforme al propio PIAC, en reacción al aumento de las medidas restrictivas de la Casa Blanca y la inacción de Europa para salvar el pacto.   /CP