Rusia califica de cínico el refuerzo del bloqueo de EE.UU. a Cuba

Rusia mantiene una posición de principio de oponerse a cualquier política de medidas coercitivas  unilaterales fuera de los requisitos del derecho internacional y en ese sentido califica hoy de cínico el refuerzo del bloqueo de Estados Unidos (EE.UU.) a Cuba.
 
Las más recientes medidas punitivas de Washington constituyen la continuación de una vieja política de tratar de ahogar la economía cubana, declaró a Prensa Latina el jefe del Departamento de América Latina de la Cancillería de Rusia, Alexander Schetinin.
 

El diplomático se refería así a la suspensión por la administración del presidente norteamericano, Donald Trump, de los viajes de cruceros, yates y aviones privados a Cuba, así como de una de las categorías de los intercambios pueblo a pueblo, entre otras medidas, precisa una nota de la agencia de noticias cubana en su portal web.

Pero, además, es una política cínica porque va en contra del bienestar y de la situación económica de la población cubana, consideró el diplomático ruso, tras participar en una mesa redonda sobre América Latina, en el contexto del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Al mismo tiempo, es obvio que ello tiene un gran propósito político, «aunque sabemos que la posición de Cuba es muy firme en lo referido a la protección de su soberanía, su derecho a vivir libremente y elegir la forma de desarrollo político que considere pertinente», comentó Schetinin. 

Nosotros vamos a continuar con nuestra cooperación con Cuba, afirmó el político ruso, quien participó en un desayuno de trabajo sobre las relaciones entre América Latina y la Unión Económica Euroasiática, integrada por Rusia, Belarús, Kazajstán, Armenia y Kirguistán.

Subrayó la importancia de los acuerdos intergubernamentales que se firmarán durante el foro económico de San Petersburgo, en primer lugar, en lo referido a la cooperación en el campo de modernización del sector ferroviario de Cuba.

Eso quiere decir que el intento de crear una impresión de que Cuba posee una llamada economía tóxica, no tiene ningún fundamento, declaró el representante de la Cancillería rusa.

Aseguró Schetinin que ello es una muestra clara de que «el capital de nuestro país va a Cuba, confiado en su solidez, en sus perspectivas y en su alto grado de decisión de seguir adelante con el desarrollo económico-social del país».

En el desayuno de trabajo estuvieron presentes empresarios y estadistas de Cuba, Nicaragua, México, Colombia, Paraguay, Guatemala, Antigua y Barbudas y otras naciones de la Comunidad del Caribe.

La delegación cubana al foro la encabeza el vicepresidente del Consejo de Ministros Ricardo Cabrisas, quien la víspera se reunió en esta urbe con la presidenta del Consejo de la Federación (senado ruso), Valentina Matvienko. /XN