Rusia y China acuerdan medidas conjuntas para asegurar la paz en Oriente Medio luego de ataque ilegal perpetrado por EEUU en Irak

Rusia y China tomarán medidas conjuntas para resolver pacíficamente los conflictos en Oriente Medio después del reciente asesinato del Mayor General Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, que perdió la vida junto con varios funcionarios de una milicia iraquí como resultado de un ataque aéreo perpetrado por EE.UU. en Bagdad.

Así lo acordaron este sábado el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y su homólogo chino, Wang Yi, en una conversación telefónica en la que abordaron la escalada de las tensiones de Oriente Medio después del ataque unilateral de Washington, ordenado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, informó la agencia RT.

Moscú y Pekín confirmaron que es inaceptable el uso de la fuerza y la violación de la Carta de las Naciones Unidas. Ratificaron la necesidad de que todos los países respeten la soberanía y la integridad territorial de otros Estados.

«Los ministros han señalado que esta acción ilegal de Estados Unidos agravó seriamente la situación en la región», reza el comunicado del ministerio ruso.

Desde Moscú han hecho hincapié en que, en tales circunstancias Rusia y China, «están interesadas en reducir las tensiones y tomarán medidas conjuntas para crear condiciones para una solución pacífica de las situaciones de conflicto».

La fragata de la Armada china, Huangshan (izquierda) y el buque antisubmarino de la Armada rusa, Almirante Tributs, participan en un simulacro naval conjunto en el mar de la China Meridional en septiembre de 2016 (Zha Chunming / Xinhua / AP)
La fragata de la Armada china, Huangshan (izquierda) y el buque antisubmarino de la Armada rusa, Almirante Tributs, participan en un simulacro naval conjunto en el mar de la China Meridional en septiembre de 2016 (Zha Chunming / Xinhua / AP)

/maye