Ruido del tráfico en escuelas empeora atención y memoria de los niños

Un estudio publicado en PloS Medicine ha observado que la contaminación acústica debida a la circulación influye negativamente en el desarrollo cognitivo de las niñas y niños expuestos en los centros educativos.

Sin embargo, los niveles en el domicilio no impactaron en los resultados de los exámenes realizados.

El ruido procedente del tráfico rodado es un enorme problema en las ciudades, de eso no hay duda. Sin embargo, aunque se sabe desde hace tiempo que es uno de los factores ambientales que más afecta a la salud de los adultos, las evidencias sobre sus consecuencias en los más pequeños todavía son escasas.

Ahora, un estudio efectuado en 38 centros escolares de Barcelona, que contó con la participación de dos mil 680 niños y niñas de entre siete y diez años de edad, sugiere que estos sonidos en los colegios tienen un efecto perjudicial sobre el desarrollo de la memoria de trabajo y la capacidad de atención del alumnado de primaria.

Los resultados de esta investigación, enmarcada en el proyecto BREATHE y liderada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación “La Caixa”, se han publicado en la revista PLoS Medicine.

El equipo se centró en dos habilidades que se desarrollan con rapidez en la preadolescencia y resultan esenciales para el aprendizaje y el rendimiento escolar: la capacidad de atención (que hace posible, entre otros procesos que atendamos a estímulos específicos de forma selectiva) y la memoria de trabajo (que nos permite mantener y manipular información en periodos cortos de tiempo).

VTV/CC/EMPG

Fuente: SINC