Revelan origen de los “fantasmas” en la atmósfera

Un primer estudio espectroscópico de una serie de acontecimientos infrecuentes y breves, asociados con compuestos como hierro y níquel que forman parte de una familia de fenómenos como los rayos de tormenta fueron resaltados por el Instituto de Astrofísica de Andalucía.

La investigación refirió que en la mesosfera, una región de la atmósfera que se creía carente de actividad eléctrica, se producen gigantescos destellos luminosos situados a decenas de kilómetros sobre las nubes, denominados ‘fantasmas‘ (o GHOSTs, del inglés GreenisH Optical emission from Sprite Tops), unos resplandores verdosos cuyo origen se atribuía al oxígeno.

Ahora, el primer estudio espectroscópico de estos eventos, publicado en la revista Nature Communications, los asocia con metales, como el hierro o el níquel, que nunca se habían incluido en los modelos ópticos de los destellos mesosféricos, refiere el portal SINC.

En ese sentido, los especialistas indicaron que los ‘fantasmas’ no aparecen de forma aislada, sino que se observan en la región superior de los duendes, un espectacular evento luminoso de apenas centésimas de segundo que muestra una parte superior difusa y una región inferior poblada de aparentes tentáculos como filamentos de aire ionizado de entre 10 y 100 metros de grosor.

VTV/EL/CP