Putin y Biden acuerdan el regreso de sus respectivos embajadores tras la cumbre de Ginebra

Tras el encuentro en Ginebra entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden y su homólogo de Rusia, Vladímir Putin, ambos mandatarios acordaron el regreso de sus respectivos embajadores, reanudar las conversaciones sobre control de armas y un «diálogo sobre ciberseguridad», uno de los temas más espinosos, reseñaron medios internacionales.

Después de la reunión que duró casi cuatro horas, el presidente Vladímir Putin dijo que la cumbre con Biden fue «constructiva». Rechazó las acusaciones del mandatario estadounidense respecto al envenenamiento y posterior detención de Navalni al decir que éste sabía que iba a ser detenido en Rusia y que «buscó deliberadamente ser arrestado».

«Considero que no hubo ninguna hostilidad aunque nuestras valoraciones difieran en muchos aspectos. Desde mi punto de vista, ambas partes demostraron el deseo de comprenderse el uno al otro y de buscar un acercamiento de las posiciones», afirmó Putin en rueda de prensa tras la esperada cumbre presidencial.

En cuanto a los embajadores de ambos países, Putin aseguró que «el problema está resuelto» y que «están volviendo a los lugares de servicio permanente». Los embajadores ruso y estadounidense habían abandonado Moscú y Washington en abril, luego de que la administración Biden impusiera una batería de sanciones contra el país euroasiático por sus acciones desestabilizadoras”, que incluían esfuerzos para «socavar las elecciones democráticas libres y justas» o «facilitar actividades cibernéticas maliciosas». 

En ese sentido, el Mandatario ruso volvió a negar las acusaciones y anunció que Estados Unidos y Rusia comenzarán una ronda de consultas sobre estabilidad estratégica y ciberseguridad, al tiempo que subrayó que en este ámbito «es necesario dejar de lado todo tipo de insinuación y empezar a trabajar a nivel de expertos».

 

/CP