Puerto Rico mantiene toque de queda y decreta ley seca nocturna para frenar contagios por Covid-19

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, anunció  nuevas restricciones en la isla ante el repunte de contagios de Covid-19, por lo que emitió una orden ejecutiva que entrará en vigor desde este viernes 17 y se extenderá hasta el 31 de julio a través de la cual se mantiene el toque de queda, que rige entre las 22:00 y las 05:00 horas. 

Además, prohibió la venta de bebidas alcohólicas en todos los comercios a partir de las 19:00 horas. Mientras tanto, quedó suspendido que los bares conocidos como “barras” puedan abrir, así como los establecimientos con comidas y bebidas llamados “chinchorros”, reseña RT  

La medida establece que los restaurantes podrán seguir operando en este período, pero solo al 50 % de la capacidad, para evitar aglomeraciones. Los cines, teatros, gimnasios y parques de atracciones, en cambio, estarán cerrados.

Las actividades deportivas y recreativas al aire libre podrán realizarse entre las 05:00 y las 19:00 horas, pero de manera individual y sin contacto físico. Las playas estarán abiertas para corredores, surfistas y deportistas de remo, vela y buceo, pero quedará prohibido tomar el sol y socializar. 

“Las estrategias implementadas por el Gobierno han funcionado para proteger vidas y mantener nuestro sistema de salud bajo un funcionamiento óptimo […] Pero llegamos a un nivel que necesitamos tomar medidas más restrictivas para minimizar el contagio“, dijo la gobernadora Vázquez. 

Hasta este día, Puerto Rico registra 3.119 casos confirmados de coronavirus y 172 decesos, según información del Departamento de Salud del territorio libre asociado estadounidense.