Adoptan pruebas masivas para la rápida detección de la COVID-19 en China

 

Las autoridades sanitarias de China adoptaron pruebas agrupadas más rápidas para la detección del coronavirus, las cuales permiten a los laboratorios profesionales procesar 20 muestras a la vez, mecanismo que se introducirá en todo el país y garantizará resultados de calidad.

Así lo anunció el grupo de trabajo interinstitucional del Consejo de Estado para la respuesta a la COVID-19, reseñado por la agencia Xinhua.

Las técnicas de pruebas actualizadas, basadas en la práctica actual de juntar 5 o 10 muestras de hisopado y analizarlas como una sola, tienen como objetivo aumentar considerablemente la eficiencia de las pruebas de virus, afirmaron los especialistas.

El grupo de trabajo emitió pautas sobre las técnicas actualizadas, especificado los requisitos para la recolección de muestras, el almacenamiento, el procesamiento en laboratorio y la eliminación de muestras posteriores a la prueba, entre otras.

Las pruebas masivas han sido una práctica común en la contención de China del resurgimiento de los casos de transmisión local de COVID-19.

En la última ola de coronavirus de Tianjin, la municipalidad de 13,9 millones de habitantes vecina a Beijing realizó tres rondas de pruebas masivas en toda la ciudad en una semana desde que se informaran por primera vez el 8 de enero infecciones con la variante altamente infecciosa Ómicron. EL/JML