Presidente Ortega denuncia la injerencia de EE. UU. en asuntos del Esequibo

El presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega, durante su participación en la XXIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), subrayó que esta organización es una firme respuesta al imperio norteamericano, al demostrar que “los pueblos libres y unidos no se venden, ni se rinden” y denunció la injerencia por parte de los Estados Unidos en los asuntos del territorio Esequibo que deben ser resueltos por la República Bolivariana de Venezuela y la República Cooperativa de Guyana.

El mandatario nicaragüense manifestó que las acciones del Gobierno de Estados Unidos constituyen una violación al Derecho internacional, por lo que consideró, que los diálogos entre ambas naciones, se ven seriamente afectadas por la intromisión del imperio norteamericano. “Desde el momento que le dan concesiones a empresas petroleras y se mueven barcos de guerra de los Estados Unidos a la zona, están cometiendo un delito”.

El mandatario nicaragüense, destacó que los planes de trabajo y proyectos propuestos en las reuniones de estas delegaciones y presidentes van concentrados en fomentar la paz, la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños. “Estamos en una batalla donde los imperialistas de la tierra tratan de socavar, minar y penetrar para destruir la unidad latinoamericana, lo sabíamos, lo sabemos, pero sus instrumentos nazifascita como hacen en Argentina y Ecuador y otros que andan rondando, los pueblos le van a pasar la cuenta”.

Recordó que Cuba ha librado una dura batalla heroica en la que se ha enfrentado a la contrarrevolución y a la invasión. Un punto de la historia que tuvo lugar al encuentro entre la isla y Nicaragua, pues “Los Yankees ocuparon territorio nicaragüense para entrenar a mercenarios y luego para embarcarlos rumbo a Cuba”. En este sentido, destacó el carácter antiimperialista del nicaragüense Carlos Ulloa, quien se unió a las fuerzas revolucionarias y luchó junto al pueblo cubano.

Asimismo condenó el genocidio contra el pueblo palestino y la posición del imperio norteamericano al respecto y criticó la distribución de fondos para Taiwán y Ucrania. “Son fondos para la guerra, lo que hacen es enardecer el corazón de los pueblos, del mismo pueblo norteamericano, que tienen problemas de orden económico social”.

Ortega también resaltó que los frutos de la revolución se regaron y florecieron desde Cuba y Venezuela por lo que realzó la presencia del Comandante Fidel Castro y del Comandante Chávez gracias a la lucha de los presidentes Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro Moros.

VTV/KG/DB/