Plan Universidad en Casa continuará en 2021 con sistematización de educación a distancia y método de Flexibilización 7+7 Plus

El Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, César Trómpiz, informó que en 2021 el Plan Universidad en Casa continuará en desarrollo aprovechando la experiencia obtenida durante este 2020 en pandemia, sistematizando todas las herramientas tecnológicas y combinándolas con las semanas de flexibilización del método venezolano 7+7 Plus.

“En el año 2021, durante la gestión de la pandemia seguiremos manteniendo los planes de educación a distancia. Es decir, el Plan Universidad en Casa continúa en el año 2021 mientras que sigamos con la pandemia en Venezuela. Es la responsabilidad del Gobierno del presidente Maduro para desarrollar y mantener los derechos del pueblo”, resumió el ministro durante una entrevista especial en el programa Café en La Mañana, transmitida desde el Parque Nacional Warairarepano.

“El año 2020 es el inicio auténtico, práctico y popular de la era digital. La metodología de espacios de socialización está dentro de lo digital”, dijo sobre el cambio de conducta forzosa a partir del 16 de marzo, cuando la pandemia global obligó a decretar el Estado de Alarma Constitucional en Venezuela, y con ella la implementación de planes de educación a distancia mediante la tecnología.

Señaló que el análisis ha permitido conocer que el proceso de educación a distancia del Plan Universidad en Casa tiene una incidencia en las plataformas digitales de 73% en WhatsApp, 19% a través de correo electrónico y cerca de otro 10% en aulas virtuales.

“A partir del 16 de marzo, resulta que esa herramienta es la aliada para formar a los estudiantes”, comentó, luego que se sistematizó esta metodología que se ha orientado en la formación universitaria, y la tecnología ya no es competencia para el docente, sino una herramienta para la formación.

“Esto ha cambiado el modo de pensamiento, la percepción del uso de la tecnología para el proceso educativo y estamos trabajando para sistematizar toda la experiencia de este 2020 y que comenzaremos a vivir en 2021, para dar reglamentos, nueva ley, nueva estructura al Sistema Educativo venezolano y que la tecnología no sea un factor de competencia sino de colaboración permanente, de ayuda al docente y al estudiante. Es lo que hemos aprendido en este 2020 y nos pueda expandir el proceso universitario y sea de ayuda para el próximo año”.

Puso como ejemplo que desde el último trimestre del 2020, se ejecutó solo en los momentos de flexibilización del 7+7 encuentros de laboratorios, talleres y prácticas profesionales en pasantías, mientras se suspendía en la cuarentena radical. “Esto pasó en 2020 y ahora en 2021 seguirá utilizándose en flexibilización, 7+7 flexible, en 2021”, adelantó.

Otro ejemplo, en febrero de 2020 se había proyectado realizar 173 actividades científicas de divulgación. Por la pandemia y el uso de las tecnologías, al cierre de 2020 el balance en diciembre, al 16D, se ejecutaron 686 actividades, porque se aprovechó el espacio digital, como gran aliado en la participación de actores científicos nacionales e internacionales, en el diálogo de saberes de todas las universidades venezolanas.

Una de las mayores matrículas de América Latina

Trómpiz dijo que la pandemia obligó a maximizar lo digital y la tecnología. No se ha perdido tiempo ni oportunidades, y la matrícula de estudiantes universitarios se ha incrementado para convertirse en una de las más grandes de América Latina. “Estamos entre los mejores del mundo en educación media hacia la universitaria”.

Este año se han inscrito 359 mil estudiantes en las universidades, incrementando la matrícula general a 3 millones 145 mil estudiantes.

El presidente Maduro ha tomado medidas claves, como el aumento de las becas a estudiantes, dos veces en el año, pagadas en forma directa y personalizada a través del Sistema Carnet de la Patria; y a los profesores se les dotó de una tableta computarizada para atender mejor la metodología de sistematización.

En adición, el Jefe de Estado ha pedido más y en 2021 se incrementará el número de estudiantes de la medicina integral comunitaria, educación hacia la ciencia, la técnica y en las áreas prioritarias del desarrollo industrial, agroalimentaria, industrias básicas y petroleras del país.

“El Sistema Nacional de Ingreso de 2021 tendrá dirección concreta en atención vocacional de los estudiantes para que sean base, cimientos del nuevo paradigma económico productivo nacional”, dijo sobre los que egresarán de la educación media hacia las universidades.

Este nuevo paradigma comenzará a formar los líderes de la actividad productiva sólida del país. Así, en febrero de 2021 se iniciará un proceso de orientación vocacional para los 400 mil postulados a bachilleres que egresarán en agosto, de manera que cuando llegue el periodo de elegir la universidad, elija correctamente.

“Hay suficiente cupo, inclusión y financiación para que sea pública, gratuita y de calidad”, dijo en relación a todos los niveles educativos en Venezuela, y todo ello se ha hecho en medio de la más brutal persecución financiera y económica imperial desde EE.UU.

“Ese Gobierno (de Donald Trump) se ha ido, pero no hay muchas esperanzas del que viene (Joe Biden)”, comentó sobre el nuevo presidente tras las caóticas elecciones norteamericanas. Pese a ello, la universidad venezolana está con la moral alta y en combate para continuar la batalla.

/maye