Parranda mirandina de Los Santos Inocentes cumple 200 años

Caracas, 26 de diciembre de 2018.- Cada 27 y 28 de diciembre, el pueblo de Caucagua (Miranda), se viste de fiesta para celebrar la Parranda de los Santos Inocentes, expresión cultural que tiene una antigüedad de 200 años.

Esta tradición es una expresión cultural que pasa de generación en generación, mediante historial oral de sus protagonistas, refiere nota de prensa de la Gobernación de Miranda.

Obtuvo varios reconocimientos: Patrimonio Cultural del municipio Acevedo en 1989, Patrimonio Cultural del estado Miranda en 2004 y Bien de Interés Cultural de la Nación en 2014.

Orígenes

Caucagua - Miranda
Caucagua es sede de una de las tradiciones más emblemáticas del estado Miranda: La Parranda de Los Santos Inocentes (Foto: Gobernación de Miranda)

La Parranda de los Santos Inocentes en Caucagua es realizada por dos grupos culturales principales: uno ubicado en el sector Pantoja, el cual tiene la tradición de 200 años y el otro hace vida en la calle La Línea.

Está conformada por personajes que rememoran a los esclavizados que comenzaron los primeros bailes.

Las actividades comienzan la noche del 27 de diciembre con la lectura de un manifiesto o el llamado Bando, que es parecido a los pergaminos que eran leídos en las comarcas y que tenían información suministrada por los reyes a sus súbditos.

José Ángel Ramírez, presidente de la Casa de los Santos Inocentes en la localidad y coordinador de la Red de Patrimonio y Diversidad Cultural del estado Miranda, comentó que la parranda tiene sus orígenes en las haciendas de cacao que se instalaron en la zona de Caucagua en la época de la colonia.

Festejos

Parranda de Los Santos Inocentes
Los sectores Pantoja y La Linea de Caucagua cuentan con las principales agrupaciones que celebran Los Santos Inocentes en la localidad miranda (Foto: Gobernación de Miranda)

Para la tradición católica, el 28 de diciembre es una fecha triste por lo que las celebraciones eran mal vistas por los colonizadores.

Sin embargo, dice Ramírez, “nosotros festejamos el triunfo del bien sobre el mal, alabamos que a pesar de las malas intenciones de Herodes y sus secuaces, el Niño Dios, Jesús, nació para traer la esperanza al mundo”.

“En aquella época los dueños de las haciendas acordaron darle el 28 de diciembre como día libre a los esclavizados, quienes preparaban una fiesta y salían a bailar con su colorida ropa de faena”, explica el cultor.

“En el festejo los esclavizados se burlaban de sus amos, preparaban mucha comida y bebidas”, añadió Ramírez.

La Parranda de Los Santos Inocentes cuenta con una Jefa de Parranda que es el segundo personaje que desfila después de El Bolero, cargo que ostenta Victoria Vaamonte, con 80 años de edad, en el sector Pantoja.

El Bolero, el primero en desfilar, “recorriendo las calles del pueblo pidiendo colaboraciones, también tiene el permiso de entrar a las casas y llevarse prendas de vestir que se va colocando encima de su vestimenta”, refiere Carlos Moisés Martinis, quien asume este papel.

En Caucagua, para asegurar que la tradición de la parranda de los Santos Inocentes continúe por generaciones, crearon los Núcleos de Iniciación de Saberes, donde niños de todas las comunidades aprenden la historia tanto de la parranda como de otras expresiones culturales.

Organizadores resaltan la aprobación de la Ley de Cultura del estado Miranda, por parte del gobernador Héctor Rodríguez, instrumento mediante el cual se profundiza el apoyo a estas fiestas y tradiciones locales. /CC