Papa Francisco: El doctor José Gregorio Hernández es un modelo de santidad comprometida con la defensa de la vida y del bien común

“José Gregorio nos invita a la conversión hacia una mayor solidaridad de unos con otros, para producir entre todos la respuesta del bien común tan necesitada para que el país reviva”, fue el mensaje enviado por el Papa Francisco al pueblo venezolano con ocasión de la Beatificación del doctor José Gregorio Hernández Cisneros, que tendrá este viernes 30 de abril, en la ciudad de Caracas.
 
El Pontífice, asumió que esta beatificación es una bendición especial de Dios para Venezuela, acto que debe permitir producir entre todos la respuesta del bien común para que después de la pandemia, vivamos con espíritu de reconciliación.
 
El Papa Francisco aprovechó la oportunidad para pedir a los venezolanos que sigan el admirable ejemplo del futuro beato, de servicio desinteresado a los demás “sean capaces de reconocerse mutuamente como iguales, como hermanos, como hijos de una misma Patria. Que se muestren disponibles para servir, y tengan la suficiente humildad para dejarse servir, para ayudar y dejarse ayudar, para perdonar y dejarse perdonar”.
 
Informó que este momento de unidad nacional, en torno a la figura del médico del pueblo, “supone una hora singular para Venezuela, pido a Dios por la reconciliación y la paz entre los venezolanos”.
 
Durante un video mensaje el Sumo Pontífice expresó “Mañana en Venezuela se realizará la tan esperada beatificación del venerable doctor José Gregorio Hernández Cisneros. El pueblo venezolano lleva esperando muchos años este momento (…) Yo sé con cuánta ilusión esperaban, desde hace muchos años, el momento en que la Iglesia confirmase algo que ustedes creían firmemente: que el médico del pueblo está junto a Dios, y que junto a Nuestra Señora de Coromoto intercede por sus connacionales y por todos nosotros”.

Recordando la figura del nuevo beato, el Papa Francisco ha asegurado que el doctor José Gregorio se nos ofrece a los cristianos y a todas las personas de buena voluntad, como ejemplo de creyente discípulo de Cristo, que hizo del Evangelio el criterio de su vida, buscó su vocación, observó los mandamientos, participó cotidianamente en la Eucaristía.

Asimismo, refiere que el médico de los pobres es un modelo de santidad comprometida con la defensa de la vida, con los desafíos de la historia y, particularmente, como paradigma de servicio al prójimo, como un Buen Samaritano, sin excluir a nadie y es que José Gregorio Hernández  “es un hombre de servicio universal”.

Manifestó que “en el día de hoy a tantos muertos, a tantos contagiados por el coronavirus que han pagado con su vida, por mantenerse en sus tareas en condiciones precarias. Esta misma pandemia, que hoy día incide en esta gran fiesta de la fe de la beatificación, y que la reduce, para evitar contagios por razones de seguridad, de salud, nos mete en casa a todos, no nos permite salir a la calle a celebrar, a gritar, porque la pandemia es peligrosa. Los acompaño en esta celebración”

El Papa asegura que quiere ir a Venezuela

Finalmente, el Papa expresó su deseo de visitar Venezuela “yo quisiera ir a visitarlos a ustedes, cuánto desearía poder visitarlos, para al menos significar mi acompañamiento en este camino”.  /CP