Osamentas humanas halladas en Venezuela podrían tener mil 500 años

Arqueólogos venezolanos revelan que osamentas halladas en el sector Playa Bonita del estado Lara podrían tener entre mil y mil 500 años de antigüedad, reseña la agencia RT en su portal web.

A pesar de que estos restos fueron encontrados hace casi un mes, los tiempos en la arqueología son distintos y dependen de las condiciones tanto de la zona como climáticas para garantizar que las piezas encontradas y las características del lugar se conserven de la mejor manera posible.

La temporada lluviosa en algunos estados venezolanos ha hecho que se retrasen las excavaciones del equipo del Museo Antropológico Francisco Tamayo Yépez, ubicado en Quíbor, capital del municipio Florencio Jiménez, y centro arqueológico más relevante del país suramericano. Sin embargo, ya sus especialistas han adelantado parte de las investigaciones para tener datos más precisos sobre la procedencia de este posible patrimonio histórico.

El sitio del hallazgo

Cuando los trabajadores de la construcción alertaron a los dueños de un negocio de venta de alimentos para animales sobre el hallazgo, estos llamaron al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y (CICPC), que realiza la investigación forense para la identificación de restos humanos. Hasta ese momento suponían que eran de data actual.

La directora del Museo, Rubia Vásquez, en entrevista con RT, explicó que la antropóloga Ivel Urbina, investigadora titular de ese centro, realizó una visualización e inspección del espacio. Tomó en cuenta lo que habían hecho los funcionarios del CICPC y los obreros en el lugar y se llevó algunos fragmentos de unos restos óseos que ya habían sido levantados.

El hallazgo se hizo en el sector Playa Bonita, ubicado en el mismo municipio. Este es un sitio arqueológico detectado en los años 60 del siglo pasado por José María Cruxent, uno de los principales fundadores de la arqueología venezolana.

Según los estudios de Cruxent, la zona pertenece a la tradición tocuyana y existe material con unos 2.200 años de antigüedad, aproximadamente. Allí se ha encontrado cerámica con decoración policroma, herramientas para moler y morteros, lo que hace suponer que haya habido cultivo de granos.

Posteriormente, en el 2000, el Museo realizó excavaciones en esa zona y en las cercanías tras unas remodelaciones de obras de construcción. El material levantado permanece en el centro cultural.

Vásquez afirma que aunque Playa Bonita ya es un lugar conocido “siempre quedan restos” y “hay varias ocupaciones en el sitio, que se refieren a varios momentos históricos” en los que las poblaciones vivieron en ese territorio. LAV/CP