OPINIÓN | Organizaciones criminales, por Freddy Fernández

Freddy Fernández / Encargado de Negocios de Venezuela en Grecia

Amanecer Dorado, un partido de extrema derecha que llegó a ser la tercera fuerza política de Grecia entre los años 2013 y 2019, acaba de ser catalogada por los tribunales griegos como una organización criminal.

Sus principales dirigentes esperan condenas de entre cinco y 10 años. La sentencia es el resultado de un juicio cuyo tema principal es el asesinato del rapero antifascista Pavlos Fyssas, asesinado el 18 de septiembre de 2013, víctima de militantes activistas de esa organización criminal.

El Tribunal de Apelaciones de Atenas anunció veredictos para 68 acusados, incluido el jefe de la organización y seis exdiputados, todos ellos acusados de dirigir una organización criminal que ha perpetrado asesinato, intento de asesinato y ataques violentos contra inmigrantes y militantes de izquierda.

Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ) tienen suerte de no hacer política en Europa. Los venezolanos tenemos la desgracia de que la derecha europea los apoye a pesar de su prontuario criminal.

Seguro que en su militancia hay excepciones, pero las víctimas fatales de estas dos franquicias criminales se cuentan por decenas. Sistemáticamente han acosado a todo lo que le parezca que es cercano a la izquierda, han asesinado a militares y civiles, han impedido el libre tránsito de decenas de miles de venezolanos, han saboteado la energía eléctrica, la industria petrolera, el transporte público y han sido directamente responsables de la destrucción de valiosos bienes públicos.

Estas organizaciones criminales, una derivada de la otra, nacieron con un acto de corrupción que se materializó en la extracción de recursos financieros de Pdvsa para financiar la creación del partido originario de extrema derecha.

Quizá su récord criminal abarque acciones anteriores, pero los hemos visto participar en cuanto acto de sabotaje y sedición ha ocurrido en Venezuela desde el año 1999.

¿Cómo actuaría un tribunal europeo en un caso como este?. Dos partidos cómplices de una potencia extranjera que agrede al país con una práctica de asedio que pretende rendirlo por hambre y enfermedades. Dos organizaciones que incitan una invasión extranjera, que se roban propiedades de la Nación, que posan en fotos con paramilitares y narcotraficantes colombianos, que intentan reiterados golpes de Estado y que se autoproclaman gobierno.

No tengo ninguna duda: es una muy descarada complicidad el apoyo de la derecha europea a estos criminales.

Freddy Fernández / @filoyborde / Publicado en CORREOdelORINOCO

May 10, 2017. REUTERS/Marco Bello

/maye