ONU advierte deterioro de la situación en Palestina

El coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Medio Oriente, Tor Wennesland, destacó hoy que la situación en territorio palestino ocupado se deteriora, sin avances hacia una solución biestatal.

En su reporte ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el alto representante recalcó que urge construir consenso cuanto antes o se enfrentará en esa región, una realidad cada vez más desesperada.

La actividad de asentamientos ilegales de Israel, los desalojos, la incautación de propiedades palestinas y las restricciones de movimiento alimentan aún más el ciclo de violencia, apuntó.

Tanto los civiles palestinos, como israelíes, sufren debido a esta situación y pagan un precio muy alto por la persistencia del conflicto, incluida la ocupación prolongada por parte de Israel en tierras árabes, subrayó.

Asimismo, Wennesland informó que la situación en la franja de Gaza continúa frágil y la dinámica de seguridad en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Oriental, se deteriora, mientras aumentan las tensiones en y alrededor de los lugares Sagrados.

Un deshielo en el diálogo político entre ambas partes, observó el diplomático noruego, no es el “fin del juego”, sino una etapa en el camino hacia el fin de la ocupación, reprimiendo las voces extremistas.

El estancamiento político actual alimenta las tensiones, la inestabilidad y una sensación cada vez más profunda de desesperanza, expresó en el Consejo de Seguridad.

También rechazó los planes de Israel para la construcción de nuevos asentamientos ilegales cerca de Jerusalén Oriental, lo cual cortaría la conexión entre el norte y el sur de Cisjordania, socavando significativamente las posibilidades de establecer un Estado palestino viable y contiguo, como parte de una solución negociada de dos Estados que lleve a la paz.

A medida que los gastos superan los ingresos y el apoyo de los donantes, el declive económico de Palestina continúa, con las opciones de préstamos bancarios agotadas, expuso, reseña Prensa Latina.

Del mismo modo, hizo énfasis en el continuo déficit presupuestario del Organismo de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente.

Según destacó, esa entidad es ‘indispensable para la estabilidad regional y debe tener los recursos necesarios para cumplir su mandato’.

Además, recalcó que el panorama actual no se puede abordar incidente por incidente y a corto plazo, urge un paquete más amplio de pasos paralelos’ por parte de Israel, la Autoridad Palestina y la comunidad internacional, consideró.

Pese a la enormidad de los desafíos actuales, debemos comenzar a restaurar la esperanza en una resolución pacífica, sostenible y negociada del conflicto, dijo el coordinador especial.

En ese sentido, acogió con beneplácito el compromiso en curso entre altos funcionarios israelíes y palestinos, y alentó a seguir ampliando esos esfuerzos que pueden mejorar las condiciones sobre el terreno y allanar el camino para revitalizar el proceso de paz. MQ//MT