OMS instó a proteger a los niños y niñas ahora que son los más afectados por la COVID-19

“La vacunación de los niños más jóvenes no solo reduce su papel en la transmisión, sino también los protege de casos severos asociados con de la COVID-19 de larga duración o con síndromes inflamatorios multisistémicos”, manifestó el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Europa, Hans Kluge.

Por ello, la OMS llamó este martes a los países a tomar más medidas para proteger a los niños, por lo que considera el uso de mascarillas, la ventilación y hacerse exámenes de forma regular deberían ser estándares en todas las escuelas primarias y la vacunación de niños debería ser discutida y considerada a nivel nacional, ya que la incidencia de nuevos casos en niños de 5 a 11 años (no vacunados) es dos o tres veces mayor que en otros grupos.

Asimismo, Kluge se mostró reacio a la imposición de la vacuna obligatoria, como han decidido o prevén hacerlo algunos países. A juicio del especialista, ese debe ser “último recurso absoluto, solo cuando se hayan agotado todas las opciones posibles para aumentar la tasa de vacunación”.

En este sentido, el Director de la OMS hizo un llamado a estabilizar la crisis pandémica, para lo que es necesario impulsar la vacunación, incluida la dosis de refuerzo.

También, pidió mantener la cabeza fría ante el surgimiento de Ómicron, cuya presencia aumenta en distintos puntos del mundo y lo correcto es estar preocupados y ser prudentes. Igualmente, mencionó que es necesario esperar más datos sobre el comportamiento de la variante.

“El problema ahora es delta y cualquier éxito contra delta hoy es una ganancia respecto a Ómicron para mañana», afirmó Kluge, reseñó la OMS. /LH/CP