Nuevo fármaco multiplica supervivencia en mujeres con cáncer de mama

En la lucha contra el cáncer, los avances consisten en victorias parciales que se suman. Un fármaco que funciona en algunos pacientes contra algún tipo de tumor durante un tiempo determinado. A veces, los progresos parecen pequeños, pero la suma es la que puede convertir el cáncer (o a los cientos de cánceres), paso a paso, en una enfermedad crónica, con la que se pueda vivir, aunque no desaparezca del todo.

En algunos casos, esas pequeñas victorias son mayores de lo habitual y ese es el caso que hoy se presenta en la revista New England Journal of Medicine.

El ensayo clínico Destiny Breast-03 ha puesto a prueba la seguridad y la eficacia del fármaco trastuzumab deruxtecan en pacientes con cáncer de mama HER2 positivo con metástasis, un subtipo de estos tumores especialmente agresivo que afecta al 20% de las pacientes.

El medicamento es lo que se ha denominado un caballo de Troya y combina un fármaco dirigido (trastuzumab) con uno quimioterápico (deruxtecan). El primero llega con precisión a las células malignas, donde se expresa la proteína HER2, responsable del desarrollo acelerado del tumor.

Una vez allí, se libera la quimioterapia de forma localizada, que destruye a las células malas sin dañar demasiado a las sanas.

Los efectos de este fármaco, que se comparaban con otra combinación similar, de trastuzumab con emtansine, que ahora es el tratamiento estándar cuando las pacientes con estos tumores dejan de responder al de primera línea, mostraron unos resultados mucho mejores.

El estudio, en el que participaron 524 personas de 15 países, mostró que, a 12 meses del inicio del tratamiento, el 75,8% de los pacientes con el nuevo combinado lograba una supervivencia libre de progresión de la enfermedad frente al 34,1% de las que recibieron el convencional ahora.

Además, el porcentaje de pacientes con vida tras el año de seguimiento era del 94,1% con trastuzumab deruxtecan frente al 85,9% del trastuzumab emtansine.

CC/CP

Fuente: Agencias