Nuevas sanciones impuestas por EE.UU. contra Cuba afectan el bienestar de ambas naciones

El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, afirmó este jueves que las restricciones colocadas por Estados Unidos (EE.UU.) contra el pueblo cubano en las que impone limitación de hospedaje e importación de ron y tabaco afectan el bienestar de ambas naciones.

Mediante su cuenta en la red social Twitter @Jaarreaza, el Canciller venezolano señaló que mientras Estados Unidos conmemora su derrota en playa Girón, Donald Trump arremete una vez más contra el pueblo cubano y contra el propio pueblo estadounidense al colocar nuevas restricciones al turismo y comercio.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, aseveró que la limitación de hospedaje e importación de ron y tabaco limitan derechos de estadounidense y afectan a las familias de ambos países.

Recalcó que «se equivocan los enemigos de Cuba si apuestan a que estas acciones electorales y oportunistas del presidente Donald Trump puedan quebrantar la voluntad de los cubanos».

El gobierno de Estados Unidos anunció nuevas medidas destinadas a recrudecer el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, a pesar del rechazo internacional a ese cerco unilateral.

En esta ocasión, el Departamento del Tesoro emitió regulaciones para prohibir las importaciones de ron y tabaco en ese país, así como el hospedaje en la Mayor de las Antillas en hoteles o propiedades controladas por el gobierno cubano, funcionarios estatales o el Partido Comunista y sus familiares cercanos.

Los nombres de las instalaciones afectadas aparecerán en una nueva lista creada por el Departamento de Estado y las compañías de viaje y turismo sujetas a la jurisdicción estadounidense no podrán realizar reservaciones en esas propiedades.

El anuncio de las medidas tiene lugar poco después de que el presidente Donald Trump agradeciera el respaldo con miras a las elecciones del 3 de noviembre de directivos de los restos de la brigada mercenaria 2506, que sufrió una aplastante derrota en Playa Girón (Bahía de Cochinos) en 1961.

El Departamento del Tesoro también eliminó una política de autorización general para la participación u organización de conferencias, seminarios, exhibiciones y eventos deportivos.

A partir de esta fecha, los ciudadanos, residentes y compañías sujetas a las leyes estadounidenses deberán solicitar una autorización o licencia específica para estas actividades.

Además, los estadounidenses que viajen a Cuba no podrán comprar ron o tabaco como souvenirs ni podrán hospedarse en hoteles, según la serie de nuevas restricciones.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, destacó en su mensaje ante el 75 Período de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, cómo pese al recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, el sistema de salud de la isla ha logrado una respuesta efectiva ante la COVID-19.

El Mandatario denunció que la agresividad del bloqueo comercial, económico y financiero impuesto por Estados Unidos contra la mayor de las Antillas escaló en medio de la pandemia.
/JB