Nave BioSentinel deja atrás la Tierra y la Luna

El CubeSat BioSentinel, del tamaño de una caja de zapatos, lanzado al espacio con la nave Orión de la misión Artemis 1, se ha alejado con éxito del sistema Tierra-Luna.

Su objetivo es realizar experimentos cuyos resultados permitan conocer mejor los riesgos a largo plazo para la salud de los seres humanos que realicen misiones interplanetarias de exploración. La información que se obtenga será de gran ayuda para desarrollar estrategias destinadas a mitigar tales riesgos y paliar los daños.

En su órbita alrededor del Sol, este CubeSat comenzará pronto sus actividades científicas principales que lo convertirán en el primer laboratorio biológico de larga duración y con la finalidad descrita en operar mucho más lejos de la Tierra que la franja orbital en la que permanece la Estación Espacial Internacional.

Gracias a su órbita heliocéntrica, la nave BioSentinel, estará totalmente fuera del campo magnético protector de nuestro planeta durante la realización de los experimentos.

Los experimentos que el equipo de científicos de la BioSentinel pondrán en marcha a distancia, comenzarán con la activación de muestras de dos cepas de la levadura Saccharomyces cerevisiae, para que crezcan en presencia de la radiación espacial. Las muestras de levadura se activarán en diferentes momentos a lo largo de la misión.

VTV/CC/JMP

Fuente: NCYT