Naciones Unidas enlaza a Cuba en programa de energía renovable

La región más extensa de Cuba es beneficiada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con la donación de 342 paneles fotovoltaicos para familias afectadas por los fenómenos climatológicos.

Según refiere la agencia de noticias cubana Prensa Latina, los equipos de dos kilovatios de potencia provienen de la Unión Europea y llegan con manufactura de China, y serán distribuidas en las cuatro provincias del centro de Cuba (Camagüey, Ciego Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara), las cuales fueron afectadas en el año 2017 por el huracán Irma, específicamente en los municipios del norte.

En declaraciones a la prensa, el ingeniero Juan Carlos Lacaba, especialista principal de la Unidad Empresarial de Fuentes de Energía Renovables, adscrita a la Empresa Eléctrica Provincial, aseguró que las localidades costeras más apartadas de Nuevitas, Sierra de Cubitas, Minas y Esmeralda serán las favorecidas, en el caso de Camagüey.

“El PNUD se enfoca con este donativo en las familias vulnerables, con mujeres con más de un hijo y que su vivienda estuviese en condiciones constructivas desfavorables. Esa es la política también del Estado cubano, además todos estos núcleos fueron afectados por el huracán Irma, y son personas que no tienen corriente por ninguna vía del Sistema Electroenergético Nacional”, dijo.

Ya en Camagüey, en los cuatro municipios costeros mencionados, “se han montado 109 paneles de este tipo de los 342, y se les han dado instrucciones y capacitación a las personas para su uso, pues hay equipos que no se pueden conectar porque tienen más potencia de la admitida”, argumentó el ingeniero.

Además, indicó que estos paneles modernos son “de lo mejor que ha entrado a Cuba, y tienen ventajas estos sistemas, pues resisten cargas inductivas, además tienen motores con un proceso giratorio, y una gran autonomía por su batería que les permite, aunque el día este sin sol o en frente frío, cargar y ponerse al servicio de la familia”.

En el mes de julio, el subsecretario general de Naciones Unidas y director regional para América Latina y el Caribe del PNUD, Luis Felipe López-Calva, estuvo en la mayor de las Antillas e intercambió con autoridades cubanas.

Su estancia resultó crucial para dialogar sobre la cooperación que establece el Programa con la nación caribeña en relación con la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible hacia el año 2030, expresados en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social.

VTV/FB/ADN