Un muerto por disparos de la policía durante una protesta en Birmania

Un hombre murió este viernes después de que la policía disparara contra una protesta en Mandalay, la segunda ciudad del país, en una nueva jornada de movilizaciones contra la junta militar.

El fallecido es Zaw Myo, de 27 años, que murió de un disparo en el cuello mientras agitaba una bandera a un lado de la calle al paso de una protesta de ingenieros, según confirmó a EFE un testigo.

Como parte de las movilizaciones que se celebran en varias ciudades del país, centenares de personas se manifestaron este viernes por las calles de Mandalay ataviadas con cascos blancos y rudimentarios escudos para hacer frente a la represión policial.

Al cabo de unas horas, la policía y los militares usaron gas lacrimógeno, munición real y granadas aturdidoras contra los manifestantes y los transeúntes, según el portal Myanmar Now.

Las protestas se celebraron en Rangún, la mayor ciudad del país, Mandalay, Monywa, Myingyan y Bagan, después de que solo el miércoles las fuerzas de seguridad mataran con munición real al menos a 38 manifestantes, en la jornada más sangrienta desde el golpe de Estado del 1 de febrero.

La feroz represión de las manifestaciones contra el golpe de Estado en Birmania del 1 de febrero había causado hasta el jueves 54 muertos, todos ellos asesinados por las fuerzas militares y policiales, según contabilizó la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.