Movimientos sociales productivos garantizaron el abastecimiento alimentario durante el 2021

“Los movimientos sociales productivos, pescadores, campesinos y los sectores privados de la agroindustria, sumaron todos sus esfuerzos para garantizar la producción y abastecimiento alimentario a nivel nacional”.

Así lo expresó la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez,  en la sesión especial de la Asamblea Nacional con motivo de la presentación de la Memoria y Cuenta del 2021. 

Señaló que el sistema de protección social, la Plataforma Patria, otorgó 600 millones de bonos a 13 millones de personas en el año 2021 para proteger a los más vulnerables, a los más débiles, a quienes el bloqueo criminal que estaba dirigido a nuestros niños, adultos mayores, nuestras mujeres, aquí estuvo el Sistema Patria para dar respuesta efectiva a sus necesidades.

En relación con la distribución de alimentos, destacó Rodríguez, los programas CLAP se incrementaron en cuatro años en un 44%. Pasó en el año 2021 a 132 millones 145 mil 632 combos alimenticios que fueron distribuidos gracias a la producción nacional.

El área de los servicios públicos también fue duramente atacado. El sistema eléctrico fue boicoteado de manera brutal para hacer colapsar a la nación. Sin embargo, en el 2021 pudimos recuperar un 22% de capacidad del sistema eléctrico, un 18% de la capacidad en la distribución de agua, un 19% en la distribución de gas y un 39% en la distribución de gasolina, manifestó.

“Detrás de estos números, están los grandes esfuerzos de venezolanas y venezolanos, de nuestras trabajadoras y trabajadores para recuperar los servicios públicos”, expresó Rodríguez.

En el área deportiva, la vicepresidenta felicitó a nuestra campeona Yulimar Rojas por su último récord obtenido en el salto triple femenino en el campeonato mundial en Pista Cubierta de Belgrado, con una marca de 15,74 metros que le otorgó el oro.

Asimismo, dijo que Venezuela fue sometida a 502 medidas coercitivas y unilaterales directas. Y explicó cómo fue la arquitectura de estas agresiones y contra cuáles sectores fueron dirigidas. En primer lugar, la mayoría de ellas fueron concentradas en finanzas públicas., representando un 25%, en petróleo, un 22%, en las instituciones gubernamentales, todo esto en su conjunto buscaba, además la paralización del país y el colapso total de las instituciones del Gobierno Bolivariano.

Por otra parte, las sanciones en el sector salud representaron un 10% de todo este conglomerado. Al sector alimentación le correspondió un 7%, transporte 5%, sector privado 7%, entre otros sectores como los servicios públicos duramente afectados.

Destacó la vicepresidenta que las sanciones superaron con creces las acciones directas punitivas contra la economía y las finanzas de Venezuela.

“Esto significó bloqueo de cuentas, en donde la Nación tiene sus recursos financieros líquidos. La respuesta siempre fue de esas entidades financieras internacionales que ellos no tenían nada por escrito, pero no podían hacer entrega de los recursos que tanto necesitaba el país para resolver problemas en el área de salud y la alimentación, que eran prioritarios en esa coyuntura tan especial”, explicó.

Por la vía del sobrecumplimiento, le fueron robados a la Patria 31 toneladas de oro que están en el Banco de Inglaterra, y más de 7 mil millones de dólares en otras actividades financieras, además del embargo hacia los alimentos y las medicinas en plena pandemia de la COVID-19.

Indicó que, “a pesar de todo ello, Venezuela hizo lo imposible para traer alimentos y medicinas para cumplir con la responsabilidad que tiene el Gobierno Bolivariano comandado por el presidente Nicolás Maduro Moros, para garantizar la salud y la soberanía alimentaria del pueblo venezolano mediante la producción nacional”.

También señaló que los costos financieros aumentaron en un 25% lo relacionado con la venta de petróleo, de nuestro crudo. “El pueblo debe saber esto para que tenga conciencia de la barbarie que cometieron contra nosotros al aplicar este bloqueo criminal contra nuestra Patria”, afirmó.

Finalmente, señaló que los ingresos directos en el año 2014 fueron de 39 mil 636 millones de dólares, y para el año 2020 esta cifra alcanzó 743 millones de dólares, de esta forma nos damos cuenta como se consumó uno de los bloqueos más criminales que ha conocido la historia republicana de Venezuela, o sea, un verdadero sabotaje económico en forma de castigo colectivo contra todo el pueblo venezolano. CC/JML