Fundación Movimiento por la Paz y la Vida impulsa programas de inserción social

La Fundación Movimiento por la Paz y la Vida apoya a diversos sectores vulnerables del país, desde la Unidad Sustantiva de Inclusión Social, dirigida por Edison Berroterán, mediante actividades sociales que benefician a la población con problemas de adicción o situaciones penitenciarias. 

De acuerdo a una nota de prensa institucional, en esta institución planifican, organizan y ejecutan actividades sociales, deportivas, recreativas y programas que contribuyan al desarrollo de personas que enfrentan adicciones o se encuentran en procesos judiciales.

Según declara Berroterán, el sector de los Centros de Rehabilitación se caracteriza por ser el de mayor envergadura, por tratarse de jóvenes con problemas de adicción, con edades comprendidas entre los 18 años en adelante.

La Fundación cuenta con una serie de cursos, programas, actividades, herramientas y personal profesional para ayudar a rehabilitar a este tipo de personas. 

Asimismo, ofrecen evaluaciones médicas, físicas, psicológicas, formaciones de cultura, deporte, recreación y programas socio-productivos para que alcancen todos los niveles de capacitación, convirtiéndolo en un ser integral y desarrollando su mayor potencial.

“Tenemos alianzas con más de cinco fundaciones que dictan procesos formativos. Cuando ellos terminan su proceso de rehabilitación, hacemos un proceso de reinserción y cada tres meses hacemos un seguimiento de control y evaluación de sus avances”, puntualizó el Berroterán.

La Fundación Movimiento por la Paz y la Vida ha logrado rehabilitar a más 500 personas por consumo de estupefacientes entre las parroquias de La Pastora, Coche, Caricuao, Antímano y El Recreo.

Asimismo, han certificado en distintos talleres de formación, como Barbería Básica, Panadería, Preparador Físico Funcional, entre otros, a más 300 personas.

También ha logrado la reinserción a cargos laborales dentro de la institución a más de 10 personas, brindándoles una segunda oportunidad para gozar y valorar la vida.

Para Berroterán es fundamental poder apoyar y aportar su granito de arena para todas las personas que lo necesiten.

“Me llena de satisfacción trabajar en la Fundación Movimiento por la Paz y la Vida y poder brindar una mano amiga en todo mi país a través del deporte, actividad física y cultura. Se necesita de mucha sensibilidad y amor para poder llevar este tipo de programas al ámbito social”, enfatizó.

VTV/FB/ADN