Movilizaciones del pueblo colombiano podría poner en suspenso trámite de reforma tributaria

Las exigencias del pueblo colombiano, movilizado durante los últimos cinco días por la convocatoria al Paro Nacional y las marchas en varias ciudades del país, llegaron a las puertas del Congreso y pudiera tener efecto sobre el trámite de la reforma tributaria.

El presidente del Senado, Lidio García, ha pedido que se suspenda la discusión de este proyecto en las Comisiones Económicas, hasta tanto los líderes de este paro nacional sean escuchados.

Los ciudadanos que participaron en las movilizaciones exigieron un vuelco total a las políticas públicas del presidente Iván Duque, que permitan hacer verdaderas reformas en materia de empleo, pensiones, salud, educación, entre otras.

“De manera respetuosa pido a los ponentes de la Reforma Tributaria y congresistas de las Comisiones Terceras de Senado y Cámara, suspender su estudio hasta tanto no escuchemos a los líderes de la protesta social”, escribió García en su cuenta personal de Twitter.

De hecho, el partido Conservador, a través del senador Juan Diego Gómez, anunció que presentará una proposición para que los líderes de esta protesta puedan hablar en el Congreso pleno.

“La proposición es para que se realicen, en sesiones de Congreso en pleno, audiencias públicas escuchando a todos estos líderes; y que el Congreso también entre en la dinámica de oír directamente los ciudadanos, los clamores y los reclamos justos que han planteado algunas organizaciones y dirigentes sociales”, explicó.

La idea es que dirigentes estudiantiles, campesinos, docentes, víctimas de la violencia, afrodescendientes, indígenas, pensionados, sindicatos, miembros de la Fuerza Pública, de la reserva activa, los gremios, el sector judicial, desplazados, líderes sociales y representantes de todos los partidos y movimientos, puedan expresarse delante de las plenarias de Senado y Cámara.