Moro renuncia como ministro de Justicia de Bolsonaro y lo acusa de “interferencia política” en la Policía Federal

El exjuez Sergio Moro, conocido por llevar a cabo el juicio político a Luis Inázio Lula da Silva, confirmó este viernes la renuncia a su cargo de Ministro de Justicia en Brasil, tras acusar al mandatario Jair Bolsonaro de “interferencia política” en la Policía Federal (PF). 

El hecho ocurre como desenlace del conflicto que mantenía con Jair Bolsonaro por las amenazas del presidente de separar de su cargo al jefe de la Policía Federal, Mauricio Valeixo, hombre de confianza de Moro.

El ahora exministro aseguró que Bolsonaro se preocupa por las investigaciones que realiza el Supremo Tribunal Federal y lo acusó de injerencia política, de pedirle informes de inteligencia de la Policía Federal y de no haber cumplido su palabra de garantizarle carta blanca para luchar contra la corrupción.

En conferencia de prensa, Moro explicó que Bolsonaro quería retirar al director de la Policía Federal y superintendentes como el de Río de Janeiro, donde se investiga la muerte de Marielle y casos de corrupción contra el hijo del presidente, pero no había justificaciones sólidas.

Además, aseguró que había aceptado el cese de Valeixo en su cargo con la condición de que se sustituyera por alguien que “tuviese capacidad técnica”, pero el presidente no aceptó.

“El gran problema no es a quien colocar, el problema es por qué cambiar. Le dije al presidente que se trataba de una interferencia política y él dijo que sí”, aseveró, publicó Telesur en su portal web.

Agregó que sus intenciones no eran formar una crisis política, pues cree que el foco debería ser el combate a la pandemia.

“Yo fui fiel al compromiso. No tengo como seguir”, concluyó Moro.

En su rol de juez, el exministro logró condenar a Lula en un juicio carente de pruebas y dejar abierto el camino para que Bolsonaro ganara las presidenciales.