Ministra Carolys Pérez: debemos revitalizar el consejo de mujeres del ALBA-TCP para construir espacios que permitan garantizar sus derechos

Es importante revitalizar un consejo de mujeres en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos que se constituya en espacios que visibilice los derechos y el empoderamiento de las mujeres y resalten su papel protagónico en los pueblos.

Así lo detalló la ministra del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, Carolys Pérez, durante la reunión de Altas Autoridades relacionadas con los asuntos de la mujer y género del ALBA-TCP.

Durante su participación, la titular de la cartera indico que el objetivo de dicho encuentro es evaluar a los avances y desafíos en la construcción de una sociedad más justa, igualitaria, sin exclusión. Resalto que el ALBATCP ha sido una plataforma de integración de los países de América Latina y el Caribe que pone énfasis en la integración, la solidaridad y la cooperación.

En su intervención acotó que es el momento no solo de la solidaridad y la cooperación internacionales, y del multilateralismo inclusivo y efectivo, sino de la acción decidida y voluntad política de todos los pueblos.

Dio a conocer que a pesar de la pandemia, en Venezuela desde el año 2020 el Programa Mujeres Conuqueras busca incluir a las mujeres de manera transversal en el sector productivo agroalimentario, a fin de fortalecer la inclusión del papel de las mujeres en dichas áreas.

Asimismo, la titular de la cartera para la Mujer y la Igualdad de Género, resaltó también que desde el año 2017 a agosto de 2020, se han formado un total de 18.101 Promotoras Comunales de Parto Humanizado, esto como parte del proceso de protección a la madre y sus hijos.

«Es necesario la unidad de las mujeres como exponentes de nuestros gobiernos, de modeladoras de conductas por una sociedad más justa y sin exclusión» explico.

En el mismo orden de ideas la ministra aprovecho la ocacion para denunciar la imposición de medidas coercitivas unilaterales por parte de Estados Unicos (EE.UU) contra países como Venezuela, Cuba y Nicaragua «países que hemos decidió avanzar en contracorriente por otro mundo mejor” dijo.

«Las medidas coercitivas unilaterales constituyen un acto de violencia hacia las mujeres y acto flagrante de la violación a los derechos humanos» aseveró la ministra Pérez.

Desde Venezuela expresamos la preocupación por las múltiples crisis que atraviesa toda la humanidad, profundizada por la pandemia de COVID-19 a lo que se le suma las decisiones políticas tomadas desde la lógica neoliberal y capitalista, las cuales han afectado de manera diferencial a las mujeres, adolescentes y niñas en su salud y educación. /JML