Miguel Otero Silva: Hombre insigne que dedicó su prosa a la defensa social

El 26 de octubre de 1908, nace Miguel Otero Silva, hombre insigne que dedicó su prosa a la defensa social, en la ciudad de Barcelona, este anzoatiguense que formó parte de la  “Generación del 28” que se alzó contra el dictador Juan Vicente Gómez, lo que le ganó su exilio en Curazao desde donde junto a Gustavo Machado, José Tomás Jiménez y Guillermo Prince Lara, formó parte de un contingente de 39 hombres al mando de Rafael Simón Urbina que asaltaron el fuerte Ámsterdam de Willemstad y apresaron al gobernador holandés Leonard Albert Fruytiera. 

Tras este hecho abordaron el vapor “Maracaibo” con el cual navegaron hasta costas venezolanas para desembarcar en la Vela de Coro, donde iniciaron un movimiento para derrocar al dictador venezolano, movimiento que fracasó, por lo que tuvieron que huir hacia Colombia

Sus ideales de libertad y anticapitalistas, lo llevaron a sumarse a las filas del naciente Partido Comunista de Venezuela (PCV), convirtiéndose en uno de los 17 delegados que participa en la Primera Conferencia Nacional de la tolda del gallo el 8 de agosto de 1937

Esta vida de agitada militancia no le impidió escribir siendo fundador en 1942 de la revista de izquierda “Aquí está” y posteriormente el diario El Nacional. De igual manera fue durante esta época en que inició su carrera como escritor donde logró publicar a lo largo de su vida siete novelas donde prevalecía su vocación por la defensa de los humildes, así como innumerables y hermosas poesías al igual que ensayos. 

Toda esta obra le hizo merecedor en 1979 del Premio Lenin de la Paz que entregaba el círculo de intelectuales de la  extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Miguel Otero Silva fallece el 28 de agosto de 1985 a los 76 años dejando un inmenso legado literario que lo califica como uno de los grandes escritores latinoamericanos del siglo XX.   /CC/JML

Fuente: Mazo Dando