Matemáticas sirven para explicar circulación de la sangre en el cerebro

Una investigación de la Universidad Carlos III de Madrid esclarece el funcionamiento del riego sanguíneo en el cerebro usando las matemáticas. Los científicos predicen mediante el método estudiado las oscilaciones de la presión en la cabeza.
 
Las oscilaciones del flujo sanguíneo que se producen en el cerebro podrían ser más comprensibles gracias a un estudio realizado en la Universidad Carlos III de Madrid. Un trabajo que permite tener en cuenta el discurrir y las acumulaciones de sangre en la red vascular cerebral.
 
Las redes de flujo están compuestas por un conjunto de conexiones que transportan un fluido. Por lo general, la corriente líquida aumenta si se incrementa la diferencia de presión entre la entrada y la salida. Algo que no sucede de igual manera en redes de flujo denominadas no lineales, como es el caso del sistema circulatorio o dispositivos que conducen electricidad. En este caso, la corriente baja al aumentar la diferencia de presión.
 
Así, la musculatura vascular estrecha la arteria cuando detecta que la presión de entrada aumenta. Mediante esta reducción del flujo se protege al órgano que alimenta.
 
«Este efecto se denomina mecanismo miogénico y existen efectos parecidos que provocan que el flujo que pasa a través de un vaso sanguíneo no sea una función lineal de la diferencia de presión, sino una función no lineal presentando a veces una resistencia diferencial negativa», añade Miguel Ruiz García, investigador CONEX-Plus en el Departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid. Su trabajo comenzó en la Universidad de Pensilvania.   CC/LC
 
Fuente: Sputnik