¿Las mascotas pueden llevar una dieta vegetariana?

Con el auge de excluir la carne de la dieta, muchos dueños de animales trasladan su vegetarianismo a sus perros y gatos. Los expertos responden qué impacto tiene esto en el bienestar de los animalitos.

«Creo que algunos clientes sienten que pueden hacerlo bien, pero en realidad no saben lo que implica formular una dieta para su mascota», comenta Lindsey Bullen, veterinaria y nutricionista de animales a Live Science.

Renovar la dieta de un animal sin ayuda de expertos suele ser perjudicial para la salud de la mascota.

Las proteínas animales que los gatos y los perros suelen comer tienen muchos aminoácidos en una forma que es fácil de asimilar para el cuerpo de tu mascota, más de lo que sucede con las proteínas vegetales.

Cuando un animal no obtiene suficientes proteínas, puede experimentar pérdida de peso, pérdida muscular, debilidad, mala digestión e incluso acumulación de líquido en el pecho o el abdomen, advierte el Centro Médico Veterinario Cummings de la Universidad de Tufts en Massachusetts.

En el caso específico de los gatos, necesitan taurina, un aminoácido que se encuentra en la proteína de la carne.

De hecho, no pueden vivir sin ella. Si la taurina no se complementa adecuadamente en una dieta basada en plantas, los gatos pueden experimentar una mala función neuronal, problemas reproductivos y enfermedades cardíacas, alertó Bullen.

La mala relación calcio/fósforo puede aumentar el riesgo de fracturas en perros y gatos y también alterar el crecimiento de cachorros o gatitos.

«El veganismo se puede implementar de forma segura en perros, pero es muy difícil en gatos», indicó Bullen.

En caso de optar por alimentos procesados a base de plantas, la especialista recomienda acudir a marcas que hayan realizado estudios de digestibilidad, de interacción de ingredientes y ensayos de alimentación, aunque siempre es recomendable consultar con un veterinario en cada caso.

VTV/JR/CP

Fuente: Sputnik Mundo