Marte podría haber sido de color azul y de aspecto diferente al que se conoce

Marte, el planeta rojo, alguna fue una vez cálido, húmedo y tuvo una atmósfera.

Así lo afirma un estudio publicado en la revista Science, que sostiene que gracias a los nuevos modelos atmosféricos, más los datos del rover Curiosity, respaldan la posibilidad de una capa gaseosa temprana de hidrógeno molecular.

Los investigadores de la Universidad de Copenhague, señalan que tenía agua superficial, por lo que es posible que Marte fuese habitable (aunque esto no significa que estuviera habitado), mientras la Tierra aún estaba formándose, refieren medios internacionales.

VTV/YD/LL