A 123 años del Laudo Arbitral de París, Venezuela mantiene postura en defensa de su integridad territorial

A 123 años del Laudo Arbitral de París, “írrita y nefasta sentencia”, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, reitera la postura irrevocable de la Patria Bolivariana, en la justa defensa de su soberanía e integridad territorial.

Mediante un mensaje publicado a través de su cuenta de la red social Twitter, @NicolasMaduro, el jefe de Estado reiteró que “nada nos apartará de ese camino. ¡El sol de Venezuela nace en el Esequibo!”.

Recientemente, el mandatario nacional denunció y rechazó las tergiversaciones derivadas del discurso expuesto por la República Cooperativa de Guyana en la 77° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el día 21 de septiembre de 2022, en el que se irrespeta la posición histórica y justa de Venezuela sobre la controversia territorial de la Guayana Esequiba, regida por el Acuerdo de Ginebra suscrito entre el Reino Unido, Venezuela y Guyana.

El Laudo Arbitral de París del 3 de octubre de 1899 fue la nula sentencia emitida por un tribunal arbitral reunido en París, Francia, creado dos años antes según lo establecido en el Tratado Arbitral de Washington D.C. del 2 de febrero de 1897, en el cual Estados Unidos, en una representación de Venezuela, por una parte y el Reino Unido, como propietario de la colonia de Guayana Británica, actual República Cooperativa de Guyana, por la otra, habrían convenido someter a arbitraje internacional la disputa sobre la frontera al oeste de la colonia británica y el este de la independiente Venezuela.

El dictamen fue favorable a Reino Unido al adjudicarle el territorio denominado por Venezuela como Guayana Esequiba de 159.500 km², al oeste del río Esequibo, aunque no en su máxima aspiración de abarcar hasta las bocas del río Orinoco y controlar su navegación.

Venezuela inmediatamente protestó el laudo resuelto por el tribunal arbitral por considerar que habían existido vicios de nulidad en la decisión; sin embargo, no fue sino hasta 1962 cuando logró un avance tangible al denunciarlo ante la ONU, después del hallazgo de documentos que comprometieron la legalidad del mismo.

CONOZCA MÁS:

VTV/FB/CP