Justicia venezolana busca a puñado de golpistas: “Más temprano que tarde irán a la cárcel”

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que este martes 30 de mayo pretendieron imponer la traición de un puñado de capitanes y tenientes que fueron captados por la derecha golpista y aseguró tener pruebas de eso.

“Están huyendo entre embajada y embajada y la justicia los está buscando. Más temprano que tarde irán a la cárcel a pagar su traición y sus delitos”, aseguró.

Explicó que un grupo de oficiales jóvenes fueron llevados bajo engaño a una supuesta operación militar que harían en el Internado Judicial de Tocorón a las 3:30 am y terminaron en la autopista del Este, específicamente en el Distribuidor Altamira, donde al momento de llegar no fueron ni capaces de verle las caras a los oficiales para decirles la verdad. 

El Mandatario Nacional añadió que a las 05:00 de la mañana llegó al lugar el “prófugo de la justicia, golpista y asesino” Leopoldo López acompañado del diputado golpista Juan Guaidó, momento en el que los oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se dieron cuenta de las intenciones de usar las armas de la República en un Golpe de Estado.

“Ahí surgió la conciencia, la moral, el honor y la lealtad” que permitió que los soldados abandonaran a los golpistas. En horas de la mañana ya los 8 vehículos VN4 se retiraron del lugar y volvieron a las unidades militares.

“Se impuso la lealtad a la traición, se impuso la conciencia al golpismo criminal”, ratificó.    

Aseguró que el plan golpista no contó con apoyo popular, por lo que no le quedó otra que huir y buscar refugio en algunas sedes diplomáticas de países gobernados por la derecha.

Reiteró que esa acción buscaba una intervención militar auspiciada por el gobierno de Estados Unidos. 

El presidente Maduro informó que los 8 heridos por la acción golpista afortunadamente están estables.   /JB