Siguen de cerca el impacto de asteroides en su Día

Las posibilidades de impacto en la Tierra de un asteroide y sus consecuencias, motiva a la comunidad astronómica a celebrar cada 30 de junio, el Día Internacional de esos cuerpos celestes rocosos.

La gran mayoría de ellos, orbita entre Marte y Júpiter, y según la literatura científica, fueron originados a partir de la colisión de objetos mayores, que no llegaron a convertirse en un planeta, por la influencia gravitatoria del mayor cuerpo del Sistema Solar, refiere el portal Prensa Latina.

El primer asteroide descubierto, fue Ceres en 1801, con un diámetro de aproximadamente 945 kilómetros, mientras las estadísticas dan a conocer que en 2020 ya se contabilizan más de un millón de estos.

Pero lo que más preocupa a los astrónomos, son aquellos potencialmente peligrosos, los cuales constituyen alrededor del 20 por ciento de los cercanos a la Tierra y es que tales inquietudes, aunque existe un monitoreo constante, presenta un elemento de primer orden a tratar en la seguridad de las naciones, dado el riesgo devastador que puede generar este fenómeno y las consecuencias catastróficas sobre nuestro planeta.

De ahí que se celebre cada 30 de junio, desde 2016, el Día Internacional del Asteroide, en conmemoración al aniversario del evento Tunguska (1908) en los bosques siberianos.

No es cuestión de si un asteroide chocará con la Tierra, sino de cuándo lo hará, y lo preparado que esté el planeta para prevenir esta amenaza, explicó para argumentar la necesidad de reflexionar sobre el tema Brian May, astrofísico, ex integrante del grupo de rock británico Queen y principal promotor de estas actividades.

VTV/EL/LL