Identifican gusano capaz de matar de hambre a las tarántulas y lo bautizan con nombre de película

Científicos identificaron una especie de gusano que es capaz de asesinar tarántulas. Aunque existen más de 25.000 especies de gusanos llamados nematodos, uno de los animales más abundantes en el planeta, sólo se ha identificado a uno capaz de infectar a las tarántulas, reveló la Universidad de California en Riverside (UCR) mediante un comunicado.

El parasitólogo Adler Dillman dirigió al grupo de investigadores de la universidad encargado de la descripción de este tipo de nematodo, cuyos resultados fueron publicados en el sitio especializado Journal of Parasitology.

En septiembre de 2019, un criador de tarántulas contactó al especialista universitario para ayudarlo a identificar una infección presente en algunas de las que procuraba, reseña Sputnik.

«Especímenes enviados para inspección tenían una rara masa blanca alrededor del área de la boca. Dillman, que enseña la única clase de parasitología de la UCR, reconoció las áreas blancas de inmediato como nematodos», apuntó el recinto académico.

Aunque científicos en Europa ya habían identificado nematodos en tarántulas, los investigaron en tanto gusanos y no como parásitos presentes en los arácnidos, abundó la UCR.

Una vez que son infectadas, las tarántulas empiezan a mostrar comportamientos anómalos, como caminar de puntas o dejar de comer, además de que los apéndices que controlan sus colmillos dejan de funcionar. Puede que su proceso de agonía dure meses porque no se alimentan muy seguido, explicó Dillman, pero si las tarántulas son infectadas con este parásito morirán de hambre.

Estos gusanos son en su mayoría hermafroditas capaces de producir sus propios esperma y óvulos, por lo que un solo individuo con estas características puede dar a luz hasta a 160 nuevos gusanos a lo largo de su vida.

El parásito sólo habita el área de la boca de la tarántula, sin trasladarse al estómago o el exterior del arácnido afectado. El parasitólogo destacó que no está claro si este gusano se alimenta de la tarántula como tal o bien de alguna bacteria que resida en la misma.

Así, los científicos aún no comprenden tampoco cómo hace este gusano para paralizar los colmillos del octápodo y para modificar su conducta, por lo que el líder del proyecto planea más estudios del caso.

«Los nematodos han estado cerca por cientos de millones de años. Ellos han evolucionado para infectar a todo tipo de huéspedes del planeta, incluidos los humanos. Para cada animal que usted conozca en el planeta hay un nematodo que puede infectarlo», apuntó el científico.

Mientras tanto, los científicos decidieron bautizar a este gusano asesino de tarántulas como Tarantobelus jeffdanielsi, en referencia a la película Aracnofobia, de 1990, en la que el actor estadounidense Jeff Daniels salva a todo un pueblo de una amenaza arácnida.

VTV/Ora/CP