Hallan fósil de cetáceo en el desierto de Ica en Perú

Los restos de un animal, que datan de hace casi 40 millones de años y que podría ser el más pesado de todos los tiempos, fueron hallados en el desierto de Ica, en Perú, por parte de un equipo internacional de paleontólogos que además explicaron que probablemente se alimentaba cerca del lecho marino, tal vez en búsqueda de los cadáveres de otros vertebrados marinos como lo hacen algunos tiburones de cuerpo grande en la actualidad.

Se trata del fósil de un cetáceo que es considerado un antepasado de las ballenas y los delfines. Sus huesos son muy grandes y pesados, tanto que evocan a un “monstruo marino de proporciones titánicas”, detalló la Universidad de Pisa, Italia, a través de un comunicado.

Su nombre científico es Perucetus colossus y le fue designado en honor al país sudamericano en el que fue encontrado y en referencia a su tamaño colosal. Si bien el esqueleto no está completo, estimaciones realizadas con base en la medición de los huesos preservados y cruce de datos y comparaciones con una amplia base de datos de organismos vivos y fósiles, indican que la masa del esqueleto del Perucetus colossus era de entre cinco y ocho toneladas, cifra que representa, al menos, el doble de la masa esquelética del animal más grande de la actualidad: la ballena azul.

Con los datos disponibles hasta el momento, Perucetus representa el papel del animal más pesado de todos los tiempos, récord a partir del cual la ballena azul quedaría socavada. Los expertos aseguran que el hallazgo de estos restos fósiles en Perú son de extrema importancia, pues la enorme masa corporal de la criatura en cuestión indica que los cetáceos desarrollaron fenómenos de gigantismo al menos dos veces en la historia: una en tiempos relativamente recientes con la evolución de las grandes ballenas barbadas que habitan los océanos modernos, y hace unos 40 millones de años, con la radiación de los basilosáuridos, de entre los cuales Perucetus es el representante más extraordinario.

De acuerdo con la Universidad de Pisa, el desierto de Ica se ha convertido así en el escenario de muchos descubrimientos fósiles que incluso batieron récords, por ejemplo, el cetáceo cuadrúpedo más antiguo que ha llegado al océano Pacífico y el ancestro más antiguo de las modernas ballenas barbadas y el enorme cachalote macrodepredador Livyatan melvillei.

Fuente: Sputnik

VTV/DS/lm