Guaidó es un artificio imperial creado en laboratorios fracasados afirma vicepresidenta Rodríguez

“El señor Juan Guaidó es un artificio imperial creado en laboratorios fracasados para imponer, por parte de EE.UU., su anacrónica e ilícita doctrina de cambio de régimen”, expresó la vicepresidenta Ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, durante su intervención en la 74° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La Vicepresidenta denunció el apoyo que han dado países alineados a EE.UU. a Guaidó desde el 23 de enero: “Un hecho inédito en el mundo: un diputado que no alcanzó más de 90 mil votos para el Parlamento se presentó ante una plaza pública y se autoproclamó presidente de Venezuela”.

En su discurso, Rodríguez refirió que la operación que desde la Casa Blanca se ha puesto en marcha en contra de Venezuela es protagonizada por los mismos actores del Golpe de Estado del 2002 en contra del comandante Hugo Chávez y que se complementa con la autoproclamación de Guaidó en 2019: “Esta invención imperial es una organización criminal”.

También mostró ante la ONU pruebas fotográficas de la vinculación de Guaidó con el paramilitarismo colombiano en combinación con el gobierno neogranadino y alertó “sobre estos perversos mecanismos al margen de la legalidad” que buscan desestabilizar la democracia venezolana.

“Traemos esta historia para alertar al mundo y a la comunidad internacional sobre estos perversos mecanismos al margen de la legalidad que el día de mañana puede sin justificación alguna alcanzar otros países donde el hegemón del mundo decidiere a toda costa cambiar su forma de gobierno y robarse abiertamente los activos de un país”, afirmó, 

Resaltó que actualmente el gobierno legítimo y constitucional “sigue y seguirá siendo el del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien a bien  tuvimos a darnos los venezolanos en el marco del derecho sagrado a la autodeterminación”.

Rodríguez mostró fotos de Guaidó con un cabecilla del grupo paramilitar Los Rastrojos, lo que demuestra el apoyo del Gobierno colombiano a la ilegalidad: “Venezuela con su Estado de derecho garantiza un territorio intocable, jamás prestado para cometer delito alguno contra otro Estado”.

/JB