Se cumplen 50 años del golpe de Estado contra Salvador Allende

En el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, contra el presidente de Chile, Salvador Allende, encabezado por Augusto Pinochet, participaron las Fuerzas Armadas y el Cuerpo de Carabineros de Chile, con el apoyo de la derecha chilena y la injerencia del gobierno de Estados Unidos, acción que condujo al país a 17 años de una de las dictaduras más fuertes de América Latina.

Por tal motivo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro recordó a través de una publicación en sus redes sociales que “ante el golpe de Estado en Chile, Salvador Allende se fue a la inmortalidad luchando fusil en mano, por el derecho de su pueblo a reconstruir una patria de paz”.

Allende llegó al Palacio de La Moneda y recibió información sobre el alzamiento de la Marina en Valparaíso. Pocas horas después supo de la traición masiva. En tal sentido, desde la sede del gobierno y mediante Radio Magallanes, le habló a los chilenos: “Pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza que la semilla que entregáramos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser cegada definitivamente”.

Un documento desclasificado de la CIA, del 1ero de octubre de 1973, señaló que el golpe de Estado en Chile había sido casi perfecto; Washington tuvo que reconocer la participación de Estados Unidos (EE. UU.) en el golpe contra Allende, con las manos embarradas del presidente Richard Nixon y su secretario de Estado, Henry Kissinger.

Aunque el presidente fue electo democráticamente, las ideas izquierdistas de su gobierno, eran rechazadas por la Casa Blanca, quien aplaudió la dictadura de Pinochet.

 

VTV/EL/CP