Golpe de Estado de 2002 a Chávez fue un impacto preventivo para toda Sudamérica

Durante la inauguración del Centro de Doctrina Militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, “G/J Jacinto Pérez Arcay”, en Caracas, el presidente Nicolás Maduro aseguró que el golpe de Estado sufrido en 2022 era un ‘golpe preventivo’ de la ultraderecha para detener el liderazgo del comandante, Hugo Chávez.

El presidente Maduro, durante la cadena de radio y televisión, reflexionó acerca de los hechos de abril de 2002 que fueron impulsados por Estados Unidos y tratando de evitar que no se expandieran los cambios que el comandante Chávez ya había arrancado dentro y fuera de Venezuela, tras su victoria democrática y posterior ascenso al poder en 1999. 

“Chávez, ya antes del golpe hablaba del mundo ‘multipolar’, ya empezaba a entablar relaciones como países como Rusia, Irán y China, además de recorrer el propio continente latinoamericano”, analizó Maduro quien recordó que parte de los propios responsables confesaron que trataban de dar un “escarnio” a Sudamérica con este golpe de Estado, y así evitar también la elección de Lula Da Silva en el vecino país de Brasil. 

“Estados Unidos siempre se ha disputado el control de nuestro continente teniendo una visión colonialista y Brasil tenía para ellos una gran importancia en la región y querían evitar el ‘contagio’ de lo que representaba un nuevo tipo de liderazgo como el de nuestro comandante Chávez, un líder renovador, popular, revolucionario e independentista”, finalizó el Primer Mandatario Nacional. 

VTV/ CM/ EMPG