Gobierno de España anuncia ley de vivienda para regular los precios de los alquileres

El Gobierno de España anunció una serie de medidas destinadas a regular el precio de los alquileres en el marco de un acuerdo entre los dos partidos de la coalición de izquierda en el poder, el PSOE y Unidas Podemos. La llamada ley de vivienda, que será presentada oficialmente este jueves en el Consejo de Ministros, incluye una baja en el valor de los alquileres a las propiedades en manos de grandes tenedores y establece, en cambio, que los pequeños propietarios tendrán una fórmula de “congelación de precios e incentivos fiscales”, reseñaron medios internacionales.

La ley propuesta por el gobierno de Pedro Sánchez pretende regular el precio del alquiler a los grandes propietarios e incluye medidas para las llamadas viviendas protegidas, impulsa el incremento en el parque público de casas para alquilar y busca imponer un recargo a las propiedades ociosas con una suba de hasta un 150 por ciento en el Impuesto a los Bienes Inmuebles (IBI).

Aunque el Ejecutivo aún no detalló la naturaleza del mecanismo que aplicará para regular los alquileres ni el tipo de propietarios a los que apuntará, según medios locales la medida buscará pechar a los propietarios de más de diez viviendas. La ley también ratifica la construcción de unas 20 mil viviendas sociales y la rehabilitación de barrios enteros.

La iniciativa prevé “incentivos fiscales” para los propietarios que acepten rehabilitar sus viviendas y ayudas de 250 euros mensuales durante dos años para los jóvenes que tengan recursos limitados. “En el caso de las familias más vulnerables, podrá completarse con más ayudas directas al alquiler de hasta el 40 por ciento”, señaló un comunicado gubernamental.

La regulación de los alquileres era reclamada desde hace tiempo por Unidas Podemos, al punto tal que condicionó su apoyo al proyecto de presupuesto 2022 a un acuerdo de su aliado socialista para esta medida clave. Ahora el gobierno de Sánchez tendrá que negociar con varios partidos pequeños, entre ellos los independentistas catalanes de ERC, para garantizar que el presupuesto sea aprobado en el Parlamento.

/CP