Gobierno Bolivariano lamenta muerte de Paul Oquist, el revolucionario que sirvió en la Revolución Sandinista de Nicaragua y al que Chávez llamó “el gringo bueno”

El canciller de la República Bolivariana, Jorge Arreaza Monserrat, lamentó este martes 13 de abril la muerte del político estadounidense de nacimiento Paul Oquist, quien fuera asesor y ministro en la Revolución Sandinista de Nicaragua junto al presidente Daniel Ortega, y al que el Comandante Chávez siempre consideró como “el gringo bueno” por su conducta revolucionaria integral.

“Dolorosa noticia nos llega desde Nicaragua. Se nos fue el querido hermano Paul Oquist, un revolucionario integral. El Comandante Chávez lo llamaba “el gringo bueno”. Nos deja un ejemplar legado luminoso de entrega y consecuencia. ¡Honor y gloria!”, escribió el Canciller en su cuenta de la red social Twitter, @jaarreaza.

Paul Oquist fue ministro y secretario privado para Políticas Nacionales del Presidente de la República de Nicaragua.

Murió este martes en el Hospital Militar Alejando Dávila Bolaños de Managua a los 78 años, tras haber contraído la COVID-19.

Oquist era un político estadounidense nacionalizado nicaragüense que trabajó con el presidente Daniel Ortega desde la década de 1980 cuando los sandinistas gobernaron por primera vez, reseña TeleSUR.

En un nota oficial, el Gobierno de Nicaragua indicó que: “Hoy ha hecho su viaje a la Casa del Señor nuestro Querido Compañero, Doctor Paul Oquist Kelly, que sirvió al Pueblo, a las Familias, a todos los nicaragüense, con Amor, Fidelidad, Compromiso y Valentía infatigables”.

/maye